A pedido del gobierno nacional, el Congreso recortará las vacaciones de sus legisladores. Si bien todo hace pensar que se presentarán nuevos proyectos en sesiones extraordinarias, hasta el momento se desconoce el motivo de esta decisión.

 

De esta manera, los senadores deberán estar presentes en la Ciudad de Buenos Aires entre el 17 y el 24 de diciembre, mientras que los diputados tendrán que adelantar su regreso para estar disponibles desde la primera semana de febrero, según informa el diario Ámbito Financiero.

 

En principio se especuló con que la decisión se había tomado a modo de precaución por las inminentes novedades en la causa contra los acreedores que no ingresaron en el canje de deuda. Sin embargo, esta posibilidad perdió fuerza, ya que recién el 27 de febrero el gobierno nacional definirá una oferta para los holdouts.

 

En tanto, el Senado sesionará este jueves por última vez para tratar los pliegos de ascenso militares y diplomáticos.

 

En una carrera contrarreloj, la iniciativa será discutida esa misma mañana en la Comisión de Asuntos Constitucionales, por lo que su discusión en el recinto deberá ser aprobada sobre tablas.

 



Siguiente Noticia La Corte posterga la definición del per saltum

Noticia Anterior "Cuarto intermedio" y movilización del Frente Gremial Docente

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

Deja un comentario