La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) estima que la aplicación de la exención del Impuesto a las Ganancias sobre la segunda cuota del aguinaldo, anunciado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, estará orientado casi en su totalidad al consumo.

 

“Esta medida va a generar un circulante adicional de 2.100 millones de pesos, y por el segmento de trabajadores al que va a alcanzar este medida se puede asegurar que esos recursos van a ir directamente al consumo”, afirmó Damián Di Pace, asesor de CAME.

 

Como el piso salarial que no estará alcanzado por la medida es de 25.000 pesos, la exención beneficiará en diciembre al 98 por ciento de los trabajadores registrados.

 

“Es un volumen importante de plata extra que va a retroalimentar el mercado interno en estas fiestas, y que no estará destinado ni al ahorro, ni a las vacaciones”, consideró Di Pace, quien es también autor del libro “El futuro del Comercio Minorista en la Argentina”, de reciente lanzamiento.

 

El efecto impositivo más el crecimiento estacional de las fiestas, le permiten a la entidad estimar “un crecimiento de ventas de hasta el 25 por ciento en los principales rubros, respecto a igual mes de 2011”, aseguró Di Pace.

 

El sector minorista también prevé como aliciente del consumo que este año no sólo se declaró feriado al 24 y 31 de diciembre, habitualmente días no laborables, sino que quedaron dispuestos inmediatamente después de dos fines de semana.

 

“Esto genera dos días complementario de fuerte consumo a los feriados estacionales de las fiestas”, explicó el asesor de CAME al anticipar que “serán jornadas consecutivas que suman tiempo que se podrá dedicar a las compras y a los habituales encuentros de despedida de año”.

 

Para atender el crecimiento de demanda, se prevé que los comercios minoristas generen un 15 por ciento más de trabajo temporal, en particular en la última quincena del mes, a lo que el comerciante deberá pagar como doble jornada los domingos que seguramente abrirán sus puertas.

 

No obstante, CAME advierte que las proyecciones favorables se pueden ver afectadas por la venta ilegal, que podrían crecer hasta un 30 por ciento respecto a las fiestas de 2011 si no existe un mayor control de parte de las autoridades.

 

“En torno a este problema, se advirtió en la última festividad fuerte para el comercio que es el Día de la Madre hubo un 25 por ciento más de manteros en las calles respecto a la misma fecha de 2011, lo que genera un perjuicio directo al comercio minorista”·, explicó el especialista.

 

Los rubros que se aseguran serán los más afectados por la competencia desleal son los de óptica, textil, juguetería, calzado y blanquería, sectores que son más importantes en ventas durante las fiestas de cada año, junto a la gastronomía y productos electrónicos y electrodomésticos, de menor informalidad.



Siguiente Noticia La "Fiesta Patria Popular" reunió a una multitud

Noticia Anterior El promedio de estadía para esta temporada será de cinco días

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

Deja un comentario