Un triciclo eléctrico desarrollado por la Universidad Nacional de La Plata, el primer vehículo de Latinoamérica que funciona íntegramente con baterías de litio, partió este miércoles rumbo a Mar del Plata en lo que será su primer viaje de larga distancia y una prueba fundamental para evaluar su rendimiento y autonomía.

 

El flamante prototipo inició su viaje desde el Cruce de Etcheverry y según los encargados del proyecto, el vehículo desarrollará una velocidad promedio de 35 kilómetros por hora y, a lo largo de toda la travesía por la Ruta 2, será escoltado por móviles de la Agencia de seguridad Vial.

 

Basados en el concepto de vehículo ecológico, en los países más avanzados del mundo ya circulan prototipos con estas características. Ahora, la UNLP encabeza diferentes proyectos para lograr validar la utilización del litio como fuente de energía limpia y alternativa a los combustibles fósiles en nuestro país.

 

“Nuestra primera meta es poder imponer la idea de que el litio puede transformarse en un futuro muy cercano en una alternativa energética para la Argentina”, explicó Guillermo Garaventta, uno de los responsables del proyecto e investigador del INIFTA.

 

El triciclo eléctrico tiene dos motores de tracción en las ruedas traseras y un pack de baterías de litio (con celdas chinas) que fueron desarrolladas en los laboratorios del INIFTA.

 

En tanto, los caños de la estructura del prototipo pertenecieron a un helicóptero, y el material del chasis a un avión. La batería consta de 19 pilas de litio de 5 kilowatts-hora, cuyo costo ascendió a 2.500 dólares. El vehículo puede desarrollar una velocidad de más de 60 kilómetros y tiene una autonomía de entre 250 y más de 300 kilómetros.

 

La batería se carga enchufándola a un tomacorriente convencional a la red de 220 voltios. Al enchufarlo, toda la corriente que saca de la red se convierte en electricidad almacenada. En cinco horas tendría la recarga suficiente para unos 60 u 80 kilómetros, dependiendo cómo se lo use.

 

Garaventta explicó que “la principal ventaja de este tipo de vehículos es que funcionan con energías completamente limpias, que no contaminan el medioambiente como sí ocurre con los combustibles fósiles; así contribuyen a evitar el calentamiento global al reducir las emisiones de gases. Además, las baterías de litio duran cinco veces más que las de plomo y son reciclables”.

 

Otra de las grandes ventajas de la utilización de baterías de ion-litio es que se trata de una fuente de energía mucho más barata que cualquier combustible. De hecho, el consumo del triciclo en proceso de carga es el equivalente al de lamparitas de 200 watts; esto insume un costo no superior a los 500 pesos por año.



Siguiente Noticia Podría registrarse abundante lluvia y tormentas intensas

Noticia Anterior "El riesgo de que un niño sea obeso se puede detectar antes de que desarrolle la enfermedad"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario