Luego de un encuentro con más de 400 gerentes del Banco Provincia, el gobernador Daniel Scioli tocó varios temas candentes de la agenda política actual. Como el ya casi mítico 7D, la fecha que vence la medida cautelar solicitada por el Grupo Clarín para frenar la vigencia del artículo 161 de la Ley de Medios, la que estipula en 1 año el tiempo para desinvertir.

 

“Voy a estar trabajando mucho. Sé que va a haber un acto de la democracia, tengo entendido eso, no me consta otra cosa”, sale del paso Scioli, que califica al Gobierno como “pasional”. “Las pasiones son parte de los sentimientos, de la motivación de cada uno. Yo creo en el estado de derecho, en la democracia. Estamos viendo que se pronuncia la Corte, una Corte ejemplar… Yo soy profundamente respetuoso de la independencia de los poderes”, subraya.

 

Sobre el documento que presentó la Iglesia días atrás, en el que hace severas críticas al Gobierno, Scioli también sale con diplomacia. “En el marco de la democracia, la Iglesia tiene su derecho a expresarse. Soy católico y tengo fe de que si hay algo irreconciliable se puede reconciliar. Este Gobierno se hace cargo de los problemas con decisión y con iniciativa”.

 

El tema de la basura fue el detonante para que en los últimos días decidiera salir a cuestionar públicamente al jefe de Gobierno proteño, Mauricio Macri, con quien, aseguran, mantiene charlas “cada quince días”. Desde el macrismo, lo atacan diciendo que sólo es un mandato de la Casa Rosada.

 

“Sólo trato de ser responsable y dicen que es un planteo político. Que es por una orden de la Casa Rosada, por una jugada del gobernador… ¡Que no me subestimen!”, protesta, con un nuevo golpe al sillón. “Yo nací en esta ciudad. La quiero. Esta ciudad va a tener un problema serio”, se defiende el Gobernador.

 

Scioli asegura que el problema de la basura “va a estallar en un año”, y por eso afirma que hay que darle una solución. Que podría ser el bloqueo para que la Ciudad deposite sus residuos en tierras bonaerenses.

 

“La paciencia es algo que la gente me reconoce, pero cuando se llega a un límite hay que poner las cosas en su lugar. Lo hago para defender a los bonaerenses, pero también a los vecinos de esta ciudad”, subraya.

 

Por último, se refiere al “reto” que desde el Gobierno nacional le dieron por su intento de establecer un cobro extra sobre el precio de las naftas para el mejoramiento de las rutas.

 

“Lo solucionaremos con un impuesto, con los peajes, no lo sé, por la vía que sea”, dice el ex Vicepresidente de Néstor Kirchner, haciendo gala de una paciencia casi infinita. Esa misma que, según deja trascender, lo va a depositar como el principal aspirante al sillón de Rivadavia en 2015.



Siguiente Noticia El reclamo autonomista de Quequén fue recepcionado por diputados nacionales

Noticia Anterior Miles de fieles demostraron su fe y amor a la Virgen

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario