El rectorado de a Universidad FASTA emitió un comunicado donde repudia enérgicamente “la creciente violencia que el Sindicato de Obreros y Empleados de la Minoridad y Educación (SOEME) está ejerciendo sobre nuestra Institución, bajo la forma de un pretendido reclamo en apoyo a los trabajadores”.

 

“Además de los hechos de violencia física contra personal de la Institución, preocupa seriamente la imprudencia del Sindicato al instalarse frente al colegio San Vicente de Paul, que no tiene absolutamente nada que ver con el reclamo y cuyo objetivo es la presión directa sobre la comunidad de padres para generar malestar entre ellos”, expresaron.

 

Las autoridades de la Universidad FASTA afirmó que tiene en regla su vinculación con el sindicato, a través del Convenio 326 de año 2000, “que el propio gremio está desconociendo al pretender obligar a una modificación que en nada beneficia a los empleados no docentes y administrativos. A tal punto esto es así, que en la actualidad la Universidad no mantiene ningún conflicto salarial con sus empleados, y tiene pagos y aportes al día y en perfecto orden”.

 

“Es por eso que, antes la irracionalidad de la protesta, nuestra institución exige que se deponga la actitud de coacción y se retomen los canales de comunicación que ya se venían desarrollando con el Sindicato”, esgrimieron.

 

Ante lo cual, dejaron en claro que toda negociación se hará en un marco de diálogo y respeto, y con el único objetivo de representar los intereses de los empleados de forma tal que tengan las mejores condiciones de trabajo.

 

Por último, la Universidad FASTA y el Colegio San Vicente de Paul agradecen a las fuerzas de seguridad y a la Justicia el impecable desempeño en la protección brindada para garantizar el acceso de los niños y empleados a nuestra institución.



Siguiente Noticia El economista Juan Carlos De Pablo en Mar del Plata

Noticia Anterior Un dictamen bioético respalda la Ordenanza de Fumigaciones

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario