A consecuencia de los dichos vertidos por el titular del comercio ubicado en calle Brown entre San Luis y Córdoba con respecto a la imposibilidad de que el mismo pueda desarrollar o realizar espectáculos en vivo, funcionarios municipales aclararon que esta determinación obedece al irregular funcionamiento que registró el establecimiento comercial.

 

Al mismo tiempo manifestaron que estas actitudes comprometen el buen desempeño de aquellos comerciantes que se han preocupado en cuidar y respetar las condiciones estructurales exigidas por el Municipio para no incumplir las normas de convivencia y de respeto mutuo para con los vecinos de la zona.

 

La zona del Barrio Plaza Mitre y el radio comprendido principalmente entre las calles Santiago del Estero a Catamarca y desde Brown a Peña cuentan con una diversidad de negocios que hacen de la misma un atractivo diurno y nocturno, otorgándole a la zona una vida continua en un justo equilibrio entre los derechos de los vecinos residentes y los comerciantes establecidos en la misma.

 

Hoy estos derechos que están debidamente resguardados, han merecido en otros tiempos reuniones de vecinos, ordenanzas particulares para la zona, jornadas de trabajo en el Honorable Concejo Deliberante, reclamos de diverso índole, hoy superados en parte pero que merecen una intervención permanente y un diálogo constante con los vecinos que no obstante estas circunstancia todavía en algunos casos la actividad irresponsable de algunos comerciantes hacen que tengamos que tener una mirada crítica sobre la zona.

 

En este sentido esta oferta hace que, principalmente, el Departamento de Nocturnidad y Ruidos Molestos deba tener una presencia activa en la zona para resguardar el cuidado de la propiedad privada, el derecho al descanso y la tutela de valores públicos que tienen que ver con la protección de la salud y la vida de las personas.

 

“Es en esta tarea que llevamos adelante que este establecimiento comercial, antes denominado Taos y hoy Crua Chan, ha tenido conductas comerciales desapegadas en muchos casos con el cumplimiento de la normativa vigente, circunstancias que han obligado al cuerpo de inspectores municipales a labrar reiteras actas de infracción y en numerosos casos disponer clausuras por faltas graves en el desarrollo de la actividad”, expresaron desde el municipio.

 

Al mismo tiempo, confirmaron que el Municipio se encuentra analizando una solicitud de revocatoria de la habilitación otorgada a este establecimiento por los antecedentes del lugar y por las molestias que sigue produciendo el mismo.

 

Sobre el particular, mencionaron que el titular del local en cuestión “no solo tiene conductas impropias en el establecimiento mencionado sino que la administración de otros locales a su cargo también requirieron un fuerte control municipal que devinieron en el labrado de infracciones, clausuras e incluso la revocatoria de uno de ellos. Por lo cual es indudable que exista una presunción concreta que el accionar irresponsable de este sujeto se repita en el local denominado hoy Crua Chan como bien se está verificando”.



Siguiente Noticia El INTI capacita a cooperativas para confeccionar guardapolvos escolares

Noticia Anterior La AFIP intensificará controles en la compraventa de usados

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario