Cuatro dirigentes de Mar del Plata que ocupaban distintos cargos en la comisión directiva nacional del Sindicato Argentino de Obreros Navales de la República Argentina (SAONSINRA) renunciaron a ellos en desacuerdo con la forma de conducir al gremio y manejos poco claros en OSPENA, la obra social de los trabajadores del sector.

 

Se trata de Walter Castro, ex Secretario Gremial, Andrés Larraburu (Pro secretario gremial), Cesar Briatore (Vocal) y Aristides Vega (Pro tesorero), quienes renunciaron de manera indeclinable a partir de este viernes 30 de noviembre a la conducción que encabeza Cayo Ayala, secretario General del sindicato.

 

“No nos sentimos representados por una conducción que no puede explicar cómo es que la obra social es deficitaria cuando nosotros hemos tenido superávit”, reveló el dirigente saliente, al tiempo que reconoció que los problemas comenzaron cuando se solicitó desde Mar del Plata que esta sede se transforme en una Seccional.

 

“A partir de ahí dejamos de ser rubios y de ojos celestes y comenzaron a mentirle a los compañeros con que era dueño de un camping y varios cascos. Acá está la documentación que demuestra que es una burda mentira”, dijo Castro mientras exhibía las pruebas a los medios presentes en la conferencia de prensa realizada en la mañana de este jueves.

 

En cuanto al balance de estos cinco años frente al gremio en la delegación local, Castro manifestó: “El SAON de Mar del Plata cuando lo tomamos en 2007 era una ‘bolsa de gatos’ y lo convertimos en una referencia del puerto. Es un gremio que tiene opinión propia, que está instalado y ha luchado por los trabajadores del sector. Pocos dicen que el año pasado por ejemplo, cuando a nivel nacional se consiguió un aumento del 24% aproximadamente, en la ciudad se consiguió un 27% fruto de nuestra lucha con los trabajadores”.

 

El dirigente remarcó que a esta altura del año ellos estaban discutiendo con las cámaras empresarias un bono adicional para pasar las fiestas. “A mí me suspendieron el 1 de octubre para negociar colectivamente con las cámaras. Y hoy se habla de estas mentiras”.

 

Castro y sus compañeros no descartaron habilitar un nuevo espacio desde donde luchar por las reinvindicaciones de los compañeros navales y prácticos de muelle, el otro grupo ocupacional que representa al sindicato.



Siguiente Noticia Marcelo Iripino llega con “Arriba la Vida” al Teatro Victoria

Noticia Anterior Concejo Deliberante apoyó la plena vigencia de la nueva ley de medios

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario