La Corte de Apelaciones de Nueva York hizo hoy lugar al pedido de la Argentina al suspender las recientes disposiciones del juez de Nueva York Thomas Griesa en favor de fondos buitre.

 

Además, postergó al menos hasta el 27 de febrero próximo un pronunciamiento sobre el caso.

 

La medida de la Cámara de Apelaciones se dio a conocer horas después de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ratificara la voluntad del gobierno argentino de seguir cumpliendo con sus compromisos de deuda, como lo hace desde 2005, y calificó como de “una inequidad absoluta” al fallo del juez neoyorquino.

 

El fallo de Griesa -del pasado 21 de noviembre- disponía que Argentina debía realizar antres del 15 de diciembre un depósito de garantía por 1.300 millones de dólares para el pago de los tenedores de bonos que rechazaron el canje de 2005 y 2010.

 

La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de los Estados Unidos accedió al pedido realizado por Argentina el lunes y pospuso las resoluciones interpuestas por Griesa “quedando pendiente de nueva orden de esta Corte”, según dicta el original al que tuvo acceso Télam.

 

La Justicia estadounidense, además de hacer lugar a la apelación de Argentina, hizo lugar al pedido que realizó la agrupación de tenedores de bonos (The Exchange Bon Holders) que entraron en las reestructuraciones de deuda que llevó adelante Argentina en 2005 y 2010- para ser considerados como parte del proceso al sentirse afectados por la orden de pago a los fondos buitre.

 

El documento emitido lleva la firma de los magistrados Rosemary S. Pooler, Barrington D. Parker y Reena Raggi.

 

El nuevo fallo dispuso que “las órdenes de la Corte de distrito relacionadas con este asunto queden pendientes hasta nueva orden de esta Corte” y estableció un cronograma de presentaciones que conducen al 27 de febrero de 2013.

 

Así, la Cámara determinó que la respuesta al fallo de Griesa por parte del gobierno argentino será recibida por la Corte el 28 de diciembre próximo, mientras que los holdouts deberán presentar sus papeles de “oposición” el 25 de enero, y el contraalegato argentino tendrá lugar el primero de febrero.

 

Las partes que intervengan como “amicus curiae” deberán entregar sus respectivos informes el 4 de enero, mientras que la instancia oral de argumentación para ambas partes ante la Corte de Apelaciones será el 27 de febrero a las 14 (hora de NY).



Siguiente Noticia Docentes bonaerenses condicionan el inicio de clases

Noticia Anterior Continúan las actividades por la Semana del VIH SIDA

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario