Se realizó en la sede del CEDIER el Encuentro para Nuevos Dirigentes con la presencia de de 80 asistentes que llegaron desde Entre Ríos, Tigre, Quilmes, Jujuy, Puerto Madryn, Buenos Aires y Mar del Plata.

 

Monseñor Antonio Marino -obispo de Mar del Plata-, el Presbítero Jorge Luis Lagazio y Fernando Brugaletta estuvieron a cargo de la bienvenida.

 

Lagazio enfatizó en lo importante que “son los vínculos y desde ellos animarnos a buscar el bien común”, mientras que Brugaletta, referente del programa de Nuevos Dirigentes en la Pastoral Social Nacional, expresó que “la política es el ámbito de la actividad humana por excelencia. En sí la política tiene toda la nobleza que corresponde a una de las más elevadas actividades del hombre, e incluso puede dar ocasión de practicar lo que Pío XI llamaba la caridad política”.

 

El presidente de la Comisión de Pastoral Social, monseñor Jorge Lozano, envió un saludo y bendición vía mail que fue compartido con los asistentes: “El País necesita de Nuevos Dirigentes, varones y mujeres, que con lucidez y generosidad se entreguen al servicio del bien común. Estamos transitando un tiempo particular de celebraciones del Bicentenario del 2010 al 2016, que son ocasión para renovar el compromiso con la Justicia y la Solidaridad”.

 

Agradeció “la disponibilidad a panelistas, organizadores y participantes que se encuentran en Mar del Plata”.

 

El Primer Panel tomó el tema Política y Desarrollo Local, “Una mirada regional para el desarrollo con igualdad”. Expusieron Héctor Rosso -Concejal por el partido Acción Marplatense-, Ana Lourdes Suárez y Oscar A. Fortunato. Coordinó: Christian Molina, miembro del Equipo de Nuevos Dirigentes.

 

El concejal Héctor Rosso detalló cómo fueron sus inicios en la militancia política, comenzando en el desarrollismo, y luego a través de la creación de un partido propio junto con el intendente Pulti, Acción Marplatense.

 

“Tuve tres referentes, los movimientos sociales cristianos, el obispo Eduardo Pironio en los 70 y la militancia activa en los 90 cuando había un vaciamiento total de la militancia. “Creo que el llamado de Dios se puede cumplir desde la militancia política y sindical”, compartió.

 

Oscar Fortunato, presidente del Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas, resaltó en su exposición que “no se puede hacer nada a espaldas de la cultura en la que estamos. Una buena educación, el ordenamiento jurídico, la dimensión empresarial y sindical, con todo esto se logra el crecimiento”. Y concluyó dándole relieve preponderante a la cultura local y la educación.

 

Para finalizar hizo su exposición monseñor Jorge Casaretto, miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, sobre “Pastoral Social y Participación Política de los Jóvenes”.

 

Monseñor consigno: “Me interesa la política desde muy joven, época en la que el mundo estaba dominado por totalitarismos de distintos signos. Tiempo en el que surgieron varios cristianos muy valiosos junto con los cuales nació el humanismo cristiano: Jacques Maritain y Emmanuel Mounier en Francia, Alcide De Gasperi en Italia, Konrad Adenauer en Alemania. Paralelamente a esta gente, en la Iglesia se fue desarrollando la Doctrina Social en la que encontramos tres pensamientos iluminados -grandes autopistas- que nos permiten entender el cristianismo aplicado”.

 

“Pablo VI habló de desarrollo integral. Juan Pablo II toma el desarrollo integral y enfatiza en la necesidad de una corriente de solidaridad en la que todos nos empeñemos para la construcción del bien común. Benedicto XVI afirma que las sociedades no tienen que interpretar a los pobres como una carga sino como un desafío”, agregó.

 



Siguiente Noticia Clausuran una planta pesquera y un frigorífico en el Puerto

Noticia Anterior Mujeres del todo el país marcharon por la No Violencia en Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario