Peñarol de Mar del Plata superó anoche a Gimnasia Indalo en Comodoro Rivadavia por 82 a 72 y, de esta manera, le cortó la racha de nueve partidos ganados sucesivamente a los sureños en el estadio Socios Fundadores.

 

Desde el segundo cuarto, los ganadores manejaron el juego por su buena defensa y jerarquía para socavar cualquier intento de victoria local. Leonardo Gutiérrez fue el mejor con 23 puntos.

 

Nada para reprocharse en el elenco sureño. Enfrente tuvo al campeón, ganador de mil batallas y que desnudó sus limitaciones una vez más. Los de Sergio Hernández son los únicos que ganaron en este torneo en Comodoro Rivadavia.

 

Lo hicieron esta vez a partir de su intensidad en defensa para cerrar el camino bajo el aro y enfrente con aportes decisivos de distintos jugadores en momentos del partido.

 

Fue claro que la visita trató de cerrarse bajo el canasto y dando opciones de tiro de tres puntos al rival. Gimnasia opuso 416 en tiros de tres puntos por lo que pronto tuvo que empezar a remar desde abajo.

 

En el primer cuarto, solamente los anfitriones disfrutaron de alegrías cuando David Jackson fue a la línea de tiro libre seguido y Kahiem Seawright anotó algunos puntos.

 

Peñarol supo que empezando con 04 en triples tenía que optar por juego interior y penetraciones. Entonces con Martín Leiva y David Teague quedó expectante.

 

El asalto lo dio en el segundo segmento. Defensivamente, sólo permitió 8 puntos de Gimnasia y en ataque se lució Facundo Campazzo moviendo la pelota y dándole chispa al juego. Los relevos del local no aportaron soluciones y los pivotes titulares estuvieron mucho tiempo en la banca.

 

Si al campeón se le da chance de manejar el partido, pocas esperanzas quedan de victoria.

 

Nada cambió en el segundo tiempo. Peñarol encontró seguido a Leiva bajo el canasto y Leo Gutiérrez aportó el primer triple personal en el tercer cuarto. Tomaron diferencia de trece puntos (48-35) con otra bomba del olímpico y se dieron cuenta que con los rebotes de Mata (10) y moviendo la pelota de adentro hacia afuera podían seguir abriendo brechas.

 

Sólo los “verdes” aportaron esperanza cuando en el último cuarto, la insistencia ofensiva de David Jackson y alguna corrida de Jason Robinson dejaron a Gimnasia 62-66 restando 7`.

 

En ese momento, Miguel Volcán Sánchez dejó a Romero y Seawright nuevamente en la banca, no le metió más presión interior al rival. Ante un par de fallos, Peñarol no lo perdonó.

 

Gutiérrez anotó 12 puntos en el final, terminó con 6 de 10 en triples y un con parcial de 10-0 liquidó el partido con comodidad.

 

Síntesis

 

Gimnasia Indalo (72): D. Ciorciari 3, D. Jackson 21, J. Robinson 17, D. Romero 8, K. Seawright 8 (fi); S. Scala 3, F. Vay 2, M. Byró 8, A. Reinick 2. DT: Miguel Volcán Sánchez.

 

Peñarol (82): F. Campazzo 14, D. Teague 10, M. Mata 8, L. Gutiérrez 23, M. Leiva 15 (fi); L. Rasio 6, T. Terrel 2, M. Ibarra 4. DT: Sergio Hernández.

 

Parciales: 23-18, 31-40, 53-60, 72-82.
Arbitros: Pablo Estévez – Leonardo Mendoza.
Estadio: Socios Fundadores.



Siguiente Noticia Quilmes venció a Rocamora por el TNA

Noticia Anterior Alvarado resignó puntos como local

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario