El gobierno bonaerense reconoció que trabaja en un proyecto para “mejorar la red vial” que en parte se solventaría con el cobro adicional de 10 centavos por litro de combustible.

 

El ministro de Infraestructura, Alejandro Arlía, adelantó que se analiza “la afectación de un cargo fijo al consumo de combustible”, que ayude a llevar adelante el “plan de Mejoramiento Integral de las rutas bonaerenses”.

 

“El consumo de nafta en la provincia de Buenos Aires es de unos 600 millones de litros por mes, por lo cual una pequeña carga fija de 10 centavos (por litro) podría significar un buen impulso para el plan de mejoramiento de la red vial”, explicó el funcionario en declaraciones a Radio Provincia.

 

“Para poder hacer frente a una red de 10.853 kilómetros como tiene la Provincia, son muchos los recursos que se necesitan”, explicó Arlía, quien aclaró que analizarán una serie de posibilidades para que el impuesto extra no impacte sobre la producción.

 

“Queremos hacerlo de una manera que le dé equidad al mantenimiento de la red vial, porque sufre un uso muy intensivo por parte de transportes de cargas y circula muchísima gente por las rutas”, remarcó el ministro de Infraestructura. “Estamos buscando una salida que signifique mayor seguridad para los usuarios”, completó.



Siguiente Noticia Un anticipo alentador de temporada: 125.000 turistas

Noticia Anterior Sabbatella calificó de "autoritaria e intolerante" la denuncia de Clarín

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario