El ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Alejandro Collia, anunció que las personas con VIH podrán acceder a los tratamientos de fertilización gratuita en los hospitales públicos provinciales, de acuerdo con la ley 14.208. A esta población se le realizarán análisis y controles específicos para evitar la transmisión de madre a hijo.

 

“Calculamos que en la Provincia hay unas 25.400 personas con VIH dentro de la franja de edad comprendida por la ley de fertilización asistida, y a su vez se estima que alrededor del 20 por ciento de esa población tiene algún problema de infertilidad”, precisó Collia.

 

Según datos del programa de VIH/Sida de la Provincia hay casi 6.000 mujeres de entre 30 y 40 años con VIH, que es la franja de edad comprendida en la ley de fertilización para la mujer y unos 18.800 varones con el virus de entre 20 y 60 años.

 

Los problemas de infertilidad afectan a un 15 por ciento de la población general. En las personas con VIH esta proporción asciende al 20 por ciento porque las infecciones genitales que suelen padecer y algunos medicamentos que deben tomar influyen negativamente en la capacidad reproductiva de estos pacientes. Por lo tanto, se estima que hay alrededor de 5.000 personas que podrían requerir algún procedimiento para tener hijos.

 

“Todo ciudadano de esta Provincia tiene derecho a formar una familia y a tener garantizado el acceso a los tratamientos, tanto a los antirretrovirales como a los de fertilización. Además con medidas terapéuticas acertadas, ambos tratamientos disminuyen casi a cero el riesgo de transmisión del virus de madre a hijo”, explicó Collia este mediodía en la Facultad de Medicina de la UNLP, en el marco de una Jornada de Reproducción Asistida en Personas con VIH.

 

En rigor, una persona con VIH que no realiza el tratamiento antirretroviral incrementa hasta un 25 por ciento las posibilidades de transmitir el virus a su bebé en el embarazo, el parto o mediante la lactancia. En cambio, si toma la medicación a diario y sigue las pautas del médico reduce esa posibilidad a menos del 2 por ciento. Los expertos en fertilización pueden reducir el riesgo con el lavado de semen y el control permanente de la mujer con VIH.

 

El embarazo baja los niveles de inmunidad, por lo tanto aquellas mujeres que tengan una pareja con VIH deben mantener relaciones con preservativo durante toda la gestación.

 

A partir de la incorporación de esta población al programa de fertilización, la Provincia convocó a expertos en infectología y en fertilización, y también a referentes de ONGs vinculadas al VIH para generar un protocolo de atención adecuado; de modo tal que se proteja la salud de los padres y se prevenga el contagio del bebé por nacer.

 

Hasta ahora, definieron que a los pacientes con VIH que soliciten tratamientos de reproducción asistida en hospitales provinciales se les realizarán los estudios de fertilidad y, luego, análisis inmunológicos para corroborar que se encuentren con “carga viral negativa”, es decir, que tienen imperceptibles niveles de virus en sangre y, por lo tanto, se encuentran estables. De lo contrario, se los tratará para estabilizarlos y recién luego se hará el tratamiento de fertilización.



Siguiente Noticia El jueves 29 comienza el pago de haberes a jubilados y pensionado del IPS

Noticia Anterior Scioli abonó 820 mil pesos para polémico spot publicitario

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

Deja un comentario