Trabajadores de Luz y Fuerza de Mar del Plata, decidieron, por amplia mayoría ir a la huelga general este martes y que ha sido convocada conjuntamente por la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) a nivel nacional, y la CGT que lidera Hugo Moyano, y al que también se han sumado diversos sectores ruralistas y de la producción nacional.

 

La medida se adoptó en una multitudinaria asamblea y luego de de recorrer los lugares de trabajo haciendo reuniones y asamblea en la mayorías de ellos.

 

La adhesión se dio en el marco de un enriquecedor debate, indicándose que el paro será técnico, manual y administrativo con mantenimiento de las guardias rotativas para garantizar el servicio eléctrico.

 

En un comunicado que lleva la firma de José Rigane y Axel Alejandro Zárate, secretario general y adjunto respectivamente de Luz y Fuerza Mar del Plata , se indica que paran contra las políticas de ajuste, no contra el gobierno; por reivindicaciones concretas, económica, sociales y políticas con mayúsculas; en defensa del empleo, los trabajadores, los sectores populares y el mercado interno; contra la discriminación y los topes para poder cobrar el salario familiar, porque el salario familiar debe ser para todos los hijos de los trabajadores sin distingo, para terminar con las tercerizaciones y la precarización laboral.

 

También resaltan más adelante que lo hacen en unidad de acción “con aquellos que coincidimos en la calle por reivindicaciones que son comunes y que tenemos las mismas necesidades; reivindicando la libertad y la democracia sindical, ratificando la autonomía ante los gobiernos, los patrones y los partidos políticos; porque no queremos seguir pagando la crisis del sistema capitalista, que no deja de explotarnos y someternos cada día mas; porque el salario no es ganancia, no es renta y nadie se enriquece con un sueldo; porque es inconstitucional que los trabajadores paguemos cada ves mas impuesto a la ganancia”.

 

“¡Basta de tener que pagar por trabajar!” denuncian en otra parte de la nota y acotan que “paramos porque el 70% de los jubilados ganan 1800 pesos por mes, suma miserable que no alcanza para vivir con dignidad; por el 82% móvil para los jubilados; para que paguen más impuestos los que mas tienen; por la restitución de los dineros aportados por los trabajadores a las obras sociales; por un salario mínimo, vital y móvil de 5000 pesos para cada trabajador, para poder acceder a la canasta básica alimentaria para una familia tipo y poder vivir con dignidad”, para enfatizar por último que para “contra la ley de riesgo de trabajo, que es, en lo laboral lo que la ley antiterrorista es en el plano de las libertades civiles”.



Siguiente Noticia Los adolescentes comienzan a interiorizarse sobre la política partidaria

Noticia Anterior Sindicato de la Industria del gas adhiere al paro nacional del 20N

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario