Toda la Iglesia de Argentina se vestirá de fiesta; ya que este sábado a partir de las 11, en Pergamino, será la beatificación de la Hermana Crescencia Pérez, la primera beata bonaerense.

 

En Mar del Plata las Hermanas del Huerto – la congregación a la que pertenecía la religiosa-, que acompañan las comunidades de los Colegios Santa Cecilia y San Antonio María Gianelli, organizaron múltiples actividades para prepararse para este acontecimiento tan importante para la vida eclesial. Asimismo esta noche saldrán colectivos organizados por las religiosas, también desde la Parroquia San Cayetano y de la Misión Laica Mariana.

 

La ceremonia de beatificación será este sábado a las 11, presidida por el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, cardenal Angelo Amato, enviado especial del papa Benedicto XVI, y el obispo de San Nicolás de los Arroyos, monseñor Héctor Cardelli.

 

Uno de los micros fue organizado por las Hermanas del Huerto y participan alumnos y ex alumnos, docentes, amigos del Colegio Santa Cecilia y Gianelli. También habrá otro que partirá desde la Parroquia San Cayetano, que fue uno de los lugares donde el hermano de Crescencia Pérez, Monseñor José María, trabajó durante varios años. La Misión Laica Mariana también emprenderá el viaje a la ciudad bonaerense de la beatificación.

 

La Hermana Liliana Peralta, religiosa de Nuestra Señora del Huerto quien vive en Mar del Plata, consideró que esta beatificación es una gracia para la Iglesia y también para la Argentina; “nuestra Patria necesita mucho de testimonios de vida santa, de gente que haya dado su vida por los demás”.

 

“Para nosotras también es muy significativo este año ya que hace poquito celebramos el bicentenario de que Gianelli, nuestro fundador, fue ordenado sacerdote. Venimos de aniversario en aniversario y esto es un regalo más” señaló la religiosa.

 

“Acá en Mar del Plata tuvimos la gracia de tenerla en el Hospital Marítimo, las hermanas estuvieron allí desde 1901 hasta 1975 más o menos, y la hermana Crescencia estuvo de 1924 a 1928; de hecho ella se enferma de tuberculosis ahí por cuidar a los chicos que tenían esta enfermedad. Así que acá en Mar del Plata dejó su huella”, resaltó.

 

“Hemos preparado jornadas de oración, reflexión; representaciones de su vida, llevando a la situación de los jóvenes y niños como sería Crescencia hoy; realmente el personal con mucha creatividad se ha ingeniado para presentar la figura de la Hermana. También hemos ido a compartir la eucaristía con la gente en el Marítimo (actual capilla del INE), algunos alumnos han ido en peregrinación a Pergamino llevando todas nuestras intenciones durante octubre. El jueves se ha hecho adoración continua en las dos capillas que tenemos pasando todos los niveles, todas las familias. Y este viernes se organizó una vigilia de oración a media mañana porque a la noche viajamos a Pergamino”, enumeró la Hermana Liliana Peralta.

 

Finalmente invitó, “el domingo 2 de diciembre Monseñor Antonio Marino presidirá la eucaristía de las 11 en la Iglesia Catedral en acción de gracias de nuestra diócesis por la beatificación de la Hermana. También ahí los esperamos a todos”.



Siguiente Noticia Destacados deportistas marplatenses se sumaron al McDía Feliz

Noticia Anterior El film “Mar del Plata” en el 27º Festival Internacional de Cine

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario