Cientos de fieles de la diócesis de Mar del Plata participaron de la tradicional Peregrinación a la Basílica nacional de Luján que estuvo encabezada por el obispo diocesano, Monseñor Antonio Marino, por algunos sacerdotes y todos los seminaristas.

 

Los peregrinos llegaron no sólo de Mar del Plata, sino también de Miramar, Necochea, Lobería, Balcarce, Mar Chiquita, Villa Gesell, Pinamar y General Madariaga.

 

“Como todos los años, los fieles de la diócesis de Mar del Plata acudimos en peregrinación a este venerado santuario de Luján, para honrar y agradecer a nuestra Madre y confiarle nuestras necesidades”, inició diciendo Monseñor Marino en la homilía de la misa que presidió a las 8 de la mañana en la Basílica.

 

A los pies de la imagen de la Virgen de Luján, Marino pidió a la Madre de Dios “que sea nuestra maestra en este Año de la Fe. Que ella nos enseñe a ser más humanos y fraternos, mejores ciudadanos, y más dignos del nombre glorioso de cristianos y católicos”.

 

Luego de la eucaristía, los peregrinos pudieron recorrer la Basílica y orar frente a la imagen de Nuestra Señora de Luján. Por la tarde, se rezó el Rosario en procesión por el interior del templo.



Siguiente Noticia "Los bancarios participamos del paro convocado por la CGT"

Noticia Anterior No llega al centenar de marplatenses inscriptos al registro "No quiero que me llamen"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario