El Instituto Obra Médica Asistencial bonaerense (IOMA) dispuso un recorte en la cobertura del tratamiento para personas diabéticas y redujo a la mitad la cantidad de tiras reactivas por paciente, lo que hace peligrar la salud de quienes padecen esa enfermedad.

 

La medida, dispuesta por resolución de IOMA Nº5517/12, reduce de 120 a 66 la cantidad de tiras reactivas para medir la glucemia que se entrega por mes a cada paciente insulinodependiente, quienes deben controlarse hasta cuatro veces por día y cada examen implica el uso de una tira.

 

La modificación en la cobertura que se conoció hoy, fecha en que se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra la Diabetes, dispone que se entregarán al paciente 800 tiras reactivas por año (66 por mes), cuando el número anual era de 1.440 (120 por mes).

 

Para la persona con diabetes es fundamental saber el valor de la glucemia, ya que es peligroso no tener clara la dosis de insulina que tiene que administrarse cada vez que va a ingerir un alimento, por lo que la falta de control -tiras reactivas- es riesgoso para cualquier insulinodependiente.

 

Un exceso en la administración de insulina provoca un cuadro de hiperglucemia, que es la cantidad elevada de glucosa en la sangre, mientras que una baja dosis induciría a la hipoglucemia, ambas perjudiciales para la salud del enfermo.

 

La asistencia de IOMA por las tiras en un principio fue total, luego el afiliado pasó a pagar aproximadamente 20 por ciento del valor de cada caja, y ahora sin el descuento de la mutual tendría que afrontar todo el gasto, cercano a 300 pesos por 50 tiras, por las que compre para completar el tratamiento.



Siguiente Noticia Alvarado se prepara para la doble competencia

Noticia Anterior El cierre del ciclo lectivo inmerso en un conflicto docente y un paro de 48 horas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario