La Asociación Bancaria anunció su adhesión a la medida de fuerza que se llevará adelante el próximo 20 de noviembre.

 

La misma fue convocada por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) de Pablo Micheli y la Confederación General del Trabajo (CGT) opositora al gobierno, encabezada por Hugo Moyano.

 

En este marco, comunicaron que será “sin asistencia a los lugares de trabajo”. Entre los reclamos de la Bancaria figuran la derogación del impuesto a las ganancias, la eliminación de los topes para percibir la asignación por hijo, el aumento de emergencia.

 

Igualmente, solicitan el aumento del salario mínimo vital y móvil y el rechazo a la extensión a 6 horas de la jornada de atención al público.

 

El 20 de noviembre, las centrales que conducen Micheli y Moyano llamaron a sus gremios a realizar una huelga a nivel país, que incluirá bloqueos y piquetes en rutas y en todos los accesos a la capital Federal.

 

Además, la CTA disidente se movilizará hasta la Plaza de Mayo, donde realizará un acto para pedir por la suba del mínimo no imponible del impuesto a las Ganacias y la universalización de las asignaciones familiares, entre otros reclamos.



Siguiente Noticia A metros de la Municipalidad, la Feria de Artesanos es "tierra de nadie"

Noticia Anterior Por paro de estatales, se suspende la jornada de ACERCAR

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario