El consejero escolar Mariano Martinez, Presidente de la Comisión de Servicio Alimentario Escolar y miembro del bloque de Acción Marplatense, se mostró indignado por una nueva denuncia, y posterior desistimiento, por parte de la consejera radical Claudia Piccolo.

 

Semanas atrás, Piccolo (UCR) realizó una presentación ante el Tribunal de Cuentas de la Provincia denunciando sobreprecios en las compras destinadas al Servicio Alimentario Escolar.

 

“Cuando la irresponsabilidad se hace costumbre en una funcionaria, ocurren cosas que no deberían ocurrir. Tal, por ejemplo, el hecho de realizar una grave denuncia sin medir ningún tipo de consecuencias y en tan solo 15 días tener que desestimar dicha denuncia, reconociendo así una clara incompetencia política y un preocupante mal uso de su cargo”, expresó Martinez.

 

El consejero oficialista destacó que su para radical realizó una denuncia sin informar al Cuerpo de Consejeros previamente, generando riesgos para el funcionamiento del servicio mediante el cual se brinda alimentos a miles de chicos en todo el distrito de General Pueyrredon, ya que los proveedores no pudieron cobrar los bonos de deuda a raíz de su denuncia, poniendo en peligro la continuidad de los comedores.

 

Es por eso que inmediatamente propuso al Cuerpo desistir de la denuncia bajo la condición de formar una comisión, que trataría los mismos temas que caen dentro de la ya existente comisión de Servicio Alimentario Escolar (S.A.E.).

 

Martínez remarcó que el sistema de contrataciones que se utiliza en el S.A.E. es el mismo desde hace más de 10 años, y que ha atravesado diferentes gobiernos.

 

“Más aún, hasta abril de este año la Comisión era presidida por el consejero de la UCR, Orlando Calabrese, quien correctamente, según estimo, no recibió ningún tipo de objeciones ni denuncias por parte de su compañera. E incluso, sin haber cambiado el sistema, el mismo sigue formando parte de la comisión que ahora presido, trabajando y aportando su experiencia en buena forma. Cabe agregar además que en el año 2010 se efectuó una auditoria en este Consejo Escolar, en la cual no se detecto ninguna irregularidad”, afirmó.

 

El consejero Martinez planteó que “con la denuncia, involucró a directivos, proveedores, consejeros, y más grave aún, jugó con el servicio de comedores para los chicos. Por lo tanto, como Presidente de la Comisión y en nombre del Bloque de Acción Marplatense, entiendo que la consejera Claudia Piccolo debería retractarse, pidiendo disculpas públicas a las personas afectadas por su denuncia”, concluyó.



Siguiente Noticia Se realizó en Necochea la campaña contra la modificación de la Constitución

Noticia Anterior La CGT exige la reincorporación de trabajadores despedidos

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario