Nunca es fácil un inicio de competencia para un candidato. Máxime cuando se trata de enfrentar como local a un rival al que nunca se había enfrentado y que, además, entró a jugar muy suelto. Tanto, que ganaba 13-18 en el primer set. Pero Buenos Aires Unidos supo cambiar a tiempo, reaccionó, y finalmente terminó ganando con la autoridad de un candidato.

 

El “naranja y negro” se impuso este jueves a Untref Vóley, uno de los recién ascendidos, por 3 a 0 (25-23, 25-18 y 25-17), luego de una hora y 11 minutos de juego en el estadio de Once Unidos, por la primera fecha de la Liga Argentina de Vóleibol Nativa Nación.

 

El opuesto y capitán, Marcos Milinkovic, resultó el mejor anotador en el ganador, con 11 puntos y 53% de eficacia en ataque. Después de que el “naranja y negro” se puso en partido, tras revertir una desventaja de 13-18 en el primer capítulo, la resistencia de su oponente se desmoronó.

 

El visitante había arrancado mejor. Firme en recepción, activo en bloqueo y sumando en ataque con la potencia del opuesto Ricardo De Paula, a la postre el máximo anotador de la noche, con 16 puntos. Pero cuando BAU empezó a presionar un poco más con el servicio, ajustó la ofensiva y se puso en juego, Untref no logró frenarlo.

 

Con el primer parcial asegurado, BAU jugó muy sólido el resto del partido. Disminuyó su margen de error, aunque continuó arriesgando con el saque, y la respuesta de la recepción rival ya no fue la misma. Paulatinamente, los dirigidos por Diego Scrocca fueron mermando su rendimiento en todas las facetas de juego, y el “naranja y negro” lo capitalizó con un juego muy aceitado. El francés Guillaume Samica le aportó un toque de magia con algunas apariciones impecables y ya no hubo demasiado que hacer para Untref.

 

El tercer capítulo mostró al local conservando una ventaja del orden de los 5 puntos ante un oponente que se desmoronó casi sin resistencia, con Jiri Popelka bien controlado por el bloqueo y un margen de error demasiado elevado (entregó 31 puntos por errores, 17 de ellos desde el saque).

 

“Ganar 3-0 sabiendo que esta Liga va a ser durísima, me parece que es la mejor forma de arrancar el torneo. No hicimos bien un par de cosas de arranque y ellos estuvieron más finos. Pero siempre tuvimos la confianza de saber que lo podíamos revertir, y cuando nos pusimos en partido, al rival se le hizo más difícil”, expresó el punta-receptor Nicolás Bruno.

 

Este sábado, por la segunda fecha, también desde las 21 y con entrada libre y gratuita, el rival será Boca-Río Uruguay Seguros, en un partido de primer nivel entre dos aspirantes a llegar bien lejos en el torneo.



Siguiente Noticia Rigane: “Necesitamos organizaciones que representen al conjunto de los trabajadores”

Noticia Anterior Más de 10.000 marplatenses marcharon contra el gobierno

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario