El paradero del arquitecto Fernando Lario (45), visto por última vez el sábado 7 de julio pasado cuando salía de la Universidad Nacional de Mar del Plata, sigue siendo una incógnita.

 

A cuatro meses de su desaparición, no hay mayores novedades con respecto a las líneas de investigación que llevan adelante las autoridades policiales y judiciales.

 

La fiscal María Isabel Sánchez sostuvo que no descartan ninguna hipótesis, desde su muerte por suicidio o por homicidio, así como que haya decidido irse sin dejar rastro.

 

Mientras tanto, la familia no pierde las esperanzas e incluso la hermana del arquitecto le envió un mensaje por Twitter a la presidenta Cristina Fernández pidiéndole ayuda.

 

La última novedad surgió semanas atrás cuando el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires dispuso una recompensa por datos que puedan aportar sobre Lario.

 

La cartera que encabeza Ricardo Casal ofrece una recompensa que va desde los 20 mil pesos hasta los 100 mil pesos, a las personas que aporten información fehaciente que contribuya a determinar el paradero del marplatense Fernando Lario.

 

Al dar a conocer esta noticia, desde la cartera provincial se describió a Lario como “arquitecto, 45 años de edad, 1,82 metros de estatura, 90 kilogramos de peso, tez blanca, cabellos rapados oscuros, ojos marrones, cicatriz en región abdominal de larga data y trece tatuajes en su cuerpo”.

 

Sobre este último aspecto, se aclaró que el tatuaje más visibles son los de su mano izquierda, que reproduce una obra arquitectónica y otro tipo anillo en un dedo, como así la leyenda “no llegué hasta acá para dejar mis convicciones en la puerta” en uno de sus brazos.

 

Lario fue visto por última vez el 7 de julio pasado, alrededor de las 14, en la puerta del Complejo Universitario, sito en las calles Deán Funes esquina Rodríguez Peña de la ciudad de Mar del Plata, tras haber participado de un acto eleccionario en la Facultad de Arquitectura, donde se desempeñaba como docente.

 

Al momento de su desaparición vestía pantalón jean, zapatillas deportivas, encontrándose al día siguiente tras su búsqueda, su morral, billetera, documentación personal y campera en la zona de Acantilados.

 

Interviene la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N°8 del Departamento Judicial Mar del Plata.



Siguiente Noticia Un productor artístico sufrió una "entradera"

Noticia Anterior Secretario de Gobierno denunció agresiones de integrantes de cooperativas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario