El campo bonaerense perdió unos 6.600 millones de pesos como consecuencia de la fuertes lluvias de las últimas semanas, que dejaron inundadas más de 9 millones de hectáreas, con el cultivo de maíz y soja entre los más castigados.

 

Así lo estimaron ayer desde la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) a través de un informe presentado en el marco de una conferencia de prensa que abre una nueva polémica con el gobierno bonaerense a partir de las diferencias en los cálculos en torno al porcentaje del campo afectado por las lluvias.

 

Es que mientras Carbap confirmó ayer que según sus estimaciones hay unas 9 millones de hectáreas bajo agua. desde el ministerio de Asuntos Agrarios provincial dicen que son 4 millones las hectáreas inundadas.

 

El informe de Carbap aborda especialmente los casos del maíz y la soja, los cultivos más afectados. En maíz, la entidad estimó una caída de producción de 2,5 millones de toneladas, lo que implica una merma del 27,7 por ciento sobre las 9 millones previstas al inicio de la campaña y una pérdida bruta de 3 mil millones de pesos.

 

En cuanto a la soja, el informe calcula pérdidas de 1,5 millones de toneladas sobre las 16 estimadas previamente (poco menos del 10 por ciento) y una merma en las ganancias de 3600 millones de pesos. A diferencia del maíz, la soja de primera puede sembrarse hasta el 31 de diciembre aunque cada día de retraso implica pérdidas en el rendimiento. De hecho, la entidad agropecuaria estima que ya se perdió el 10 por ciento de lo que podría cosecharse en condiciones normales.

 

Según estos datos, las cifras totales de pérdidas para maíz y soja alcanzan los 6600 millones de pesos que se suman a los 4800 que la entidad ya había estimado los primeros días de septiembre para la ganadería, trigo y otros cultivos.

 



Siguiente Noticia Coordinador del AFSCA disertará en Charla sobre la Ley de Medios

Noticia Anterior Aclaran que la prórroga de la ordenanza incluye restricciones

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario