Ante un numeroso grupo de jóvenes pertenecientes a establecimientos educativos agropecuarios tanto de escuelas agrotécnicas como Centros de Formación para la Producción Total (CEPT), se realizó el cierre de las Primeras Olimpíadas Rurales de la Provincia, en Chapadmalal. El acto fue encabezado por el ministro Gustavo Arrieta, junto al diputado provincial Rodolfo Manino Iriart.

 

Ambos coincidieron en señalar el éxito de la convocatoria y afirmaron que “queremos que este desafío se consolide como una política pública”.

 

El titular de la cartera agraria estuvo acompañado por el diputado Manino Iriart, los intendentes Marisa Fassi, de Cañuelas, y Carlos Gorosito, de Saladillo, el director de Educación Agraria, Eduardo Garay, y funcionarios de su gabinete, junto a quienes entregó premios y distinciones a los alumnos ganadores del certamen.

 

Participaron de la etapa final 150 estudiantes de escuelas rurales tanto del ámbito público como privado, CEPT y CEA quienes presentaron proyectos relacionados con la producción de alimentos y el agregado de valor en origen.

 

El diputado Iriart se mostró identificado con los jóvenes al contar que cursó también sus estudios en una escuela rural y los alentó a seguir participando para transformar la realidad.

 

“Emociona el grado de participación de esta cantidad de chicos”, dijo el legislador de Mar del Plata. Y agregó: “Desde nuestros espacios en la función pública nos sentimos orgullosos de poder prestar nuestro apoyo porque consideramos fundamental la formación”.

 

Arrieta aseguró que el tema de la ruralidad y la producción “está en permanente reformulación” y recordó que este año desde su cartera se avanzó en cada pueblo “con las producciones tradicionales y el agregado de valor en origen. Así, se genera más riqueza que se distribuye en más manos”.

 

“Existe la decisión política de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, del gobernador Daniel Scioli y los intendentes de ser parte de estos procesos y fortalecer la educación agropecuaria. Esto nos permite construir una nueva ruralidad”, añadió el ministro.

 

Los ganadores recibieron equipamientos, intercambios y la posibilidad de ver plasmados sus proyectos en la realidad comunitaria.

 

Al final de la ceremonia pudo disfrutarse de la interpretación del Coro de la Escuela Secundaria de Arte de la Ciudad de Mar del Plata.



Siguiente Noticia Pulti se reunirá con gestores culturales en Estados Unidos

Noticia Anterior Un paso más hacia la recuperación de una fábrica

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario