El municipio resolvió suspender la aplicación de la ordenanza 18740 que prohíbe el uso de agroquímicos en una franja de mil metros alrededor de zonas pobladas, por un periodo de 150 días para consensuar modificaciones con productores frutihortícolas de la zona.

 

La medida no fue bien receptada por las organizaciones sociales que defienden su aplicación y remarcaron que la normativa fue aprobada por unanimidad en el Concejo Deliberante hace cuatro años y recién entró en vigencia el año pasado.

 

Además, criticaron que de las reuniones entre las autoridades del municipio y los productores no fueron incluidos profesionales de la salud y medio ambiente ni las organizaciones sociales.

 

 

Ante la posibilidad inminente de la suspensión temporal y/o modificación de la ordenanza 18.740, que establece una distancia mínima de mil metros entre las viviendas y las aplicaciones de agrotóxicos en el Partido de General Pueyrredón, las organizaciones sociales (Paren de Fumigarnos, Mar del Plata contra el Saqueo, Fundación La Alameda, Consejo Vecinal San Agustín) emitieron un comunicado donde se declaran en estado de alerta “ante la peligrosidad de que se retrotraiga una norma que ya fue discutida, aprobada por unanimidad de todos los concejales y modificada oportunamente”.

 

Los integrantes de estas organizaciones desmintieron la idea de que con la aplicación de la ordenanza 18.740 no se puede producir y que así mismo conllevaría una pérdida de puestos laborales.

 

“Esta idea es falsa y confunde a la población. Durante la audiencia pública llevada a cabo en la Municipalidad, investigadores del CONICET y otros especialistas de instituciones como el INTA expusieron cómo en varios países de America Latina y el Mundo se produce a gran escala sin uso de agrotóxicos”, expresaron.

 

Además, plantearon que la agroecología incluye al trabajador rural en más número que la agricultura con insumos químicos. “Es la agricultura con alta demanda de insumos la que ha servido a la pérdida de puestos laborales”, subrayaron.

 

También indicaron que en la citada audiencia pública “quedó abrumadoramente demostrado que los agrotóxicos utilizados tanto en el cordón frutihortícola de Mar del Plata-Batan, como en los monocultivos extensivos de los barrios periféricos del partido, se están esparciendo por aire, agua y tierra. Que contaminan el medio ambiente y afectan la salud de las poblaciones ocasionando graves daños irreversibles“.

 

Más adelante, subrayaron que la ordenanza 18.740 está fundada en la protección de la salud pública. “De ningún modo pueden postergarse los derechos de salud de la población en virtud de los derechos económicos de un grupo de empresarios agrícolas”, señalaron.

 

En tanto, le exigieron al municipio y al Concejo deliberante que cumplan con el compromiso asumido públicamente de concretar a la brevedad una Mesa de Trabajo, “donde nos aboquemos a las cuestiones técnicas de la implementación de la ordenanza 18.740, con la presencia de profesionales en salud, medioambiente y producción”.

 

Desde las organizaciones sociales cuestionaron que se han llevado a cabo varias reuniones entre funcionarios, concejales y productores, sin la inclusión de profesionales de salud y medio ambiente, ni de las organizaciones sociales que impulsan la ordenanza 18.740.

 

“Expresamos la voluntad de buscar consensos en la mesa de trabajo, cediendo partes y exigiendo otras a fin de que finalmente se pueda llegar a su aplicación efectiva”, concluyeron.



Siguiente Noticia Con un "encendido de velas" homenajearán a víctimas del delito

Noticia Anterior Encuentro Regional de Jóvenes de Pie Mar del Plata-Batán

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario