En la osteoporosis ya existe evidencia científica de un tratamiento seguro y exitoso con TCMM (terapia de campos magnéticos en microgauss). Muchos pacientes documentados se han beneficiado con este tratamiento.

 

La TCMM se utiliza desde hace más de diez años, en centros de entrenamiento de alta competencia deportiva de nuestro país, para recuperar aceleradamente de sus lesiones a los atletas de élite. Hoy, ya es accesible en consultorio, para tratar esas y otras afecciones, como la osteoporosis y la fibromialgia. Cuenta con respaldo científico de alto nivel, es segura, eficaz y no interfiere con otros tratamientos.

 

Para objetivar y comprobar el mecanismo de acción de los campos magnéticos en microgauss en casos de osteoporosis el Dr. en kinesiología Abel Lemiña realizó una tesis en la que demostró la reversión de la pérdida de masa ósea en pacientes postmenopáusicas.

 

La tesis se llama: “Variaciones de masa ósea por acción de terapia con campos magnéticos pulsantes y su influencia sobre la síntesis de colágeno tipo I” dirección de la tesis Dr. Raúl Horacio Houssay; registrado en el libro de actas de tesis Nº1 de la carrera de Doctorado en Kinesiología y Fisiatría en el Instituto de Ciencias de la Rehabilitación, Universidad Nacional de General San Martín.

 

Se tomaron para el estudio dos grupos de pacientes con las mismas características (mujeres post-menopáusicas entre 53 y 70 años) El grupo control se le asignó dieta y ejercicio y al grupo experimental dieta, ejercicio mas terapia con campos magnéticos, no se les dio calcio como suplemento ni inhibidor de la resorción ósea ni otro medicamento.

 

En síntesis: el grupo control 13 de 15 (87%) presentó una disminución de la masa ósea; el grupo experimental 12 de 15 (80%) registraron un incremento en la masa ósea. La diferencia entre ambos grupos fue significativa. Las densitometrías óseas fueron tomadas de cuello de fémur en un servicio de imágenes de un Hospital reconocido.

 

Cómo trabaja la TCMM

 

Un punto clave que diferencia a la TCMM de otras terapias magnéticas anteriores es que en éstas, se usan frecuencias de hasta 300 gauss y en la TCMM se utilizan bajas frecuencias, expresadas en microgauss. Así se obtiene una tecnología que puede usarse en pacientes con prótesis metálicas o marcapasos.

 

Las sesiones se realizan en gabinete, con el paciente cómodamente acostado. Duran alrededor de una hora. No causan molestias ni dolores, solo se siente una gran relajación.

 

La TCMM produce en el organismo una variedad de efectos benéficos, que se van potenciando unos con otros.

 



Siguiente Noticia Mar del Plata se postula para el “2° Encuentro Latinoamericano de Congresos y Convenciones”

Noticia Anterior La exportación de pollo alcanzará un récord en 2012

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

  1. salud
    23 julio, 2013 at 4:53 AM — Responder

    Someone necessarily assist to make significantly articles I might state. This is the very first time I frequented your web page and up to now? I amazed with the analysis you made to create this actual put up incredible. Magnificent task!

Deja un comentario