Alrededor de 76 empleados de la fábrica de lácteos El Amanecer, expusieron un delicado panorama laboral a raíz del mal manejo que se produjo con el paso de los años con las distintas administraciones que tuvieron a su cargo esta empresa marplatense creada en 1939.

 

A través de un comunicado, reseñaron que desde la adquisición por parte del empresario Florencio Aldrey Iglesias, en el año 1992, la empresa se ha visto ultrajada, por malos desempeños administrativos, así también como casos de corrupción, que sirvió para que carezca de una proyección a futuro, sin un plan de trabajo y dejando a los empleados en una completa situación de impotencia e incertidumbre.

 

Luego pasó a manos del Grupo Santa Bárbara, quienes sólo supieron empeorar la situación “que nos llevó a estar 10 meses en la calle hasta que la firma Milita tomó el mando en el último período, utilizando a la empresa y a los empleados para un vaciamiento de la misma. Hoy en día no sabemos quién o quiénes son dueños de las acciones, sólo sabemos que hay un fuerte monopolio en la ciudad que no nos permite seguir trabajando”.

 

Con la ayuda de ATILRA (sindicato que nuclea a los trabajadores de la industria láctea), el Gobierno Nacional, Diputados Nacionales, el Vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires, el Ministerio de Trabajo de la Nación y parte de la “Familia Láctea”, los empleados pudieron llegar a encauzar a la empresa en el camino hacia la conformación de una Cooperativa, para que al fin la empresa pase a manos de los empleados, quienes siempre lucharon por sostener la fuente de trabajo y no quitar a la ciudad parte de su historia.

 

“Hoy los empleados no percibimos ninguna clase de subsidio o remuneración, lo cual hace que la situación sea crítica. Somos 76 empleados, y detrás nuestro hay 76 familias que dependen del ingreso efectivo que las plantas generan. Hoy en día las pocas ganancias que podemos producir se están utilizando para el capital de trabajo”, subrayaron.

 

En la actualidad, El Amanecer posee dos plantas, una en Mar del Plata, en la calle Tierra Del Fuego 1650, y la otra en la localidad de Tandil, en la Ruta 226 km. 134.

 

“Tenemos la capacidad tecnológica y productiva para elaborar una extensa cartilla de productos que van desde la Leche Ultrapasteurizada (Entera y Descremada), Yogures Bebibles, Firmes, Frutados, Chocolatada, Flancitos, Postres, Caramelos y Manteca. Hasta Quesos Duros como Reggianito y Sardo. Quesos Semiduros como Gouda, Fynbo y Danbo y Quesos Blandos como Muzzarella, Cremoso, Port Salut. Además de una variedad de sabores en Quesos Fundidos y Untables”, detallaron.

 

“En conjunto es una planta que puede procesar en Tandil entre 120.000 y 200.000 litros de leche y sacar productos terminados. Mientras en Mar del Plata se pueden procesar entre 30.000 y 40.000 litros diarios. En ambas plantas hay depósitos para la maduración de 100.000 quesos aproximadamente, todas con equipo de frío”, agregaron.

 

Además, cuentan con una flota de camiones para la recolección de la leche y la distribución de los productos terminados.

 

“Poseemos una cartera de clientes amplia, que abarca toda la costa atlántica, Bahía Blanca, San Cayetano, Tandil, Buenos Aires, Olavarría y Comodoro Rivadavia. Además tenemos posibilidad, mediante el apoyo del Gobierno Nacional, a poder insertar nuestros productos en cadenas de supermercados de la talla de Wall Mart y Carrefour”, consignaron.



Siguiente Noticia Delegado del AFSCA se reunió con Martín Sabatella

Noticia Anterior Mar del Plata dirá presente en la Feria Internacional de Turismo

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario