El veredicto en el juicio a un camionero por la muerte de tres karatecas marplatenses, en un choque ocurrido hace nueve años en la provincia de Catamarca, fue postergado para el próximo miércoles, informaron fuentes judiciales.

 

Los alegatos de las partes y el veredicto estaban previstos para este jueves en el juicio oral a Juan José Londero por el “triple homicidio culposo” de Facundo Russo (19), Alejandro Pisoni (45) y el hijo de éste, Cristian (16) que viajaban desde Mar del Plata hacia esa provincia para dar clases de artes marciales.

 

Sin embargo, el juez correccional de Primera Nominación, Marcelo Forner, decidió posponer la última audiencia debido a que el fiscal, Alejandro Dalla Lasta, había solicitado que enviaran el certificado de antecedentes penales del imputado desde 2003 en adelante para poder efectuar su alegato.

 

A raíz que el certificado no llegó, el juez resolvió pasar a un cuarto intermedio para el próximo miércoles a las 9 en la sede judicial situada en la calle San Martín 830, de la capital catamarqueña.

 

“Es una falta de respeto total, hay una desorganización de la justicia local increíble. Mi señora se descompuso y llamaron a una ambulancia para que sea atendida”, dijo a Télam Juan Manuel Russo, padre de Facundo.

 

El hombre señaló que debe regresar a Mar del Plata junto con su esposa, Cristina, debido a que “no tienen dinero” para continuar una semana más en esa provincia.

 

“Lamentablemente no estaremos el día del veredicto. Esperamos nueve años para esto y recién ahora conocimos a nuestro abogado (Oscar Romero), quien es una excelentísima persona y se portó muy bien con nosotros”, afirmó Russo.

 

Si la semana próxima envían el certificado de antecedentes penales, el fiscal comenzará con su alegato y luego hará lo propio el abogado de la familia Russo y el defensor del acusado, Víctor García.

 

El letrado Romero había adelantado a Télam que pedirá la pena de “cinco años de prisión efectiva” para el único acusado ante el juez Forner, quien luego de los alegatos pasará a un cuarto intermedio y, posteriormente, dará el veredicto.

 

El hecho que se ventiló durante el debate ocurrió el 8 de noviembre de 2003, sobre la ruta nacional 60, a la altura de la localidad El Bosquecillo, Departamento La Paz, en Catamarca, donde las tres víctimas iban junto a otro joven llamado Marcos Panebianco (19), a bordo de un Renault 12 blanco.

 

El imputado Londero declaró durante el juicio que, en esa oportunidad, vio que un micro de la empresa Mercobús se detuvo sobre la “calzada” por un desperfecto mecánico y, detrás de éste, estacionó “mal” su camión Mercedes Benz 1114 con doble acoplado con el que transportaba madera.

 

Según la investigación, en ese momento, el Renault 12 conducido por Facundo -quien era padre de un niño de 2 años- se incrustó en la parte trasera del camión.

 

A raíz del impacto, Facundo y Cristian murieron casi en el acto, mientras que Pisoni padre falleció camino al hospital, en tanto que Panevianco resultó herido.

 

“Había gente con linternas, por eso frené, puse las balizas del camión y quise ayudar al chofer del micro cuando escuché un estruendo por el choque”, dijo el acusado, quien, además, pidió “perdón” a las familias de las víctimas.

 

Sin embargo, de acuerdo a la imputación, Londero no había colocado la señalización correspondiente, la cual que debió situar a unos cien metros de distancia para avisar al tránsito que su camión estaba detenido.



Siguiente Noticia Surgen rechazos a la reducción de partidas para las universidades

Noticia Anterior Boleto estudiantil: la votación se hará junto con el homenaje a las Abuelas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario