La ong ambiental BIOS celebró el encuentro realizado en el Concejo Deliberante bajo la modalidad de “consulta pública” para conocer diferentes aspectos en torno al tema de las fumigaciones periurbanas, establecida por la ordenanza que establece una limitación de 1000 metros de buffer entre las casas y las aplicaciones.

 

Aunque reconoció que los productores se manifestaron inquietos por temor a la continuidad de sus trabajos.

 

La referente de BIOS, licenciada Silvana Buján, señaló que “esta consulta pública resultó esclarecedora. Fue un encuentro de sumo respeto y de intercambio. Productores grandes y pequeños, técnicos, asociaciones civiles, profesionales, vecinos, cada uno expuso y fue escuchado en silencio y con suma atención”, agregó.

 

“Vivimos un claro ejemplo de cómo, puestos ante un problema que involucra la salud, el trabajo y el ambiente, es posible realizar un intercambio enriquecedor para todos, aprender y enseñar, y proveer de mayor conocimiento del tema, sus debilidades y sus posibilidades, a la gestión política”, añadió.

 

Buján reseñó que hubo reclamos de mayor intervención concreta del gobierno, pedido de controles, solicitud de epidemiologías, asistencia técnica, exposiciones variadas y sustanciosas que sumaron un paquete de información valiosa para trazar los pasos del proceso anunciado de reconversión agroecológica desde todas sus aristas, con el horizonte claro de preservar la salud y el ambiente y proteger en cantidad y calidad el trabajo rural.

 

En tanto, el INTA anunció su apoyo y decisión institucional a la reconversión agroecológica, indicando que era política de ese organismo tal acompañamiento a los productores rurales periurbanos. Y expuso cómo aquéllos productores que estaban en ese proceso desde hacía algunos años, no sólo estaban produciendo sano y diverso, sino que habían progresado sensiblemente en sus emprendimientos.

 

Estuvieron presentes numerosas instituciones, entre ellas representantes de cooperativas y asociaciones agrícolas, agroecológicas, Feria Verde, Colegio de Ingenieros, Universidad Nacional de Mar del Plata a través de varias Facultades, miembros de instituciones de salud, y muchos otros.

 

Hubo dos anuncios sanitarios de gran valía, que ansiamos se concreten: a nuestro pedido, un relevamiento epidemiológico de los habitantes del cordón periurbano en línea con los estudios que ya hemos iniciado en paralelo, asi como revisión de sedimentos de tanques de agua”, precisó.

 

Y el lanzamiento del programa de análisis de residuos de plaguicidas en verduras, motivados por aquéllos estudios que nuestra organización realizó, que encendieron la luz roja sobre la existencia de tóxicos en el alimento cotidiano”, agregó.



Siguiente Noticia Abogado marplatense solicita protección a pensionados italianos “pesificados”

Noticia Anterior Se realizará un Simulacro de Juicio por Jurados en la Universidad FASTA

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario