Ante la gran cantidad de vehículos de tracción a sangre que circulan en la vía pública, la defensora del Pueblo adjunta, Mónica Felices, solicitó al Ejecutivo el estudio de una herramienta legal, a fin de brindar a los cartoneros la posibilidad de entregar su animal para reemplazarlo por una moto, de las que se encuentra en la playa de secuestro.

 

De esta manera, pretende que el municipio implemente acciones para que se de cumplimiento a las leyes vigentes y así terminar con esta situación que se observa diariamente en las calles de Mar del Plata.

 

En caso de ser viable esta posibilidad, la defensora del Pueblo pidió que se proceda a realizar un listado de todos los trabajadores que dependen de la recolección de material para reciclar, que habitualmente lo hacen en su mayoría en la zona céntrica de la ciudad y también sean incluidos los que carecen de algún tipo de tracción.

 

La funcionaria consideró que en la Ordenanza 4.049 se establece el Reglamento de tránsito para el Partido de General Pueyrredón, señalando la misma en su artículo 6° “Prohíbese el tránsito de vehículos a tracción animal en el sector comprendido por las avenidas Félix U. Camet, Patricio Peralta Ramos, Juan B. Justo, Juan H. Jara, Carlos Tejedor y Constitución, incluidas las mismas”.

 

“Igual prohibición regirá para la zona portuaria señalada en el articulo 5º y para las Avenidas Juan B. Justo, Colón, Luro y Libertad, desde Juan H. Jara hasta Arturo Alió; Avenida Constitución desde Carlos Tejedor hasta las vías del Ferrocarril General Roca, Felix U.Camet, desde Avenida Constitución hasta el arroyo La Tapera, Martínez de Hoz, desde Juan B.Justo hasta Mario Bravo y las calles Adolfo Dávila y Jesús Galindez en toda su extensión”, agregó.

 

Además, planteó los alcances de la Ley Nacional N° 14.346 de Protección Animal donde se sanciona con prisión de 15 días a un año al que maltrate o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales, así como hacerlos trabajar en jornadas excesivas sin proporcionarles descanso adecuado, emplearlos en el trabajo cuando no se hallen en estado físico adecuado o utilizarlos en el tiro de vehículos que excedan notoriamente sus fuerzas.

 

Felices consignó que se encuentra vigente la Ordenanza Nº 8464 que prohíbe la circulación de caballos de alquiler en el ejido urbano.

 

No obstante, destacó que “la realidad social nos indica que muchas familias se sustentan con la recolección de materiales reciclables y se ha observado no sólo vehículos de tracción a sangre sino hombres, mujeres y niños, remolcando el carro, lo que ese esfuerzo significa, en diferentes puntos de la ciudad”.

 

Debido al secuestro de motos en la ciudad por infracciones de tránsito y la cantidad de estos vehículos que están abandonados en la playa de secuestro, la defensora adjunta entendió que “podrían ser un reemplazo a los vehículos de tracción a sangre”.



Siguiente Noticia Designan a Fernando Araujo en el AFSCA Mar del Plata

Noticia Anterior El Consejo Municipal de Cultura analizó el proyecto del Plan Estratégico

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario