Empresarios prevén un leve repunte de la economía argentina en el 2013, consideran que el país necesita una fuerte inversión en energía y transporte para “pensar una Argentina 2013 productiva” y reclaman “eliminar impuestos distorsivos” y aplicar una política fiscal “pro inversión”.

 

El estudio fue realizado durante septiembre entre 246 ejecutivos por la consultora D´Alessio IROL, en forma exclusiva para IDEA, se presentó en la segunda jornada del 48º Coloquio Anual en Mar del Plata, y arrojó resultados más optimistas que el mismo sondeo realizado en octubre de 2011.

 

El 58 por ciento de los empresarios consultados mencionó a la “eliminación de impuestos distorsivos” como una medida apropiada para promover la inversión en el primer semestre de 2013, mientras que el 53 % reclamó una “política fiscal que promueva la inversión”, un 52% el “financiamiento de largo plazo” y otro 51% la “clarificación de las reglas de juego”.

 

El 42 por ciento espera una reducción en términos de rentabilidad en los próximos 12 meses, mientras que el 30 % considera que habrá un aumento de sus ganancias, y el 28 % restante que sus utilidades se mantendrán.

 

En materia de inversiones necesarias, el 59 por ciento de los consultados mencionó a la electricidad, el 51% a rutas, el 46% al ferrocarril de carga, el 45 % al gas y el 43 % al petróleo.

 

Otra señal positiva de la encuesta es que descendió del 84 al 67 por ciento el porcentaje de ejecutivos consultados que piensa que la crisis internacional puede afectar en forma negativa a la Argentina, si se compara la encuesta realizada en octubre de este año con la realizada en julio pasado.

 

El 34 por ciento de los ejecutivos consultados espera una mejora en el primer semestre del 2013, mientras que un 27 por ciento tiene una perspectiva negativa para el año próximo.

 

“Hay confianza en que habrá mejoras para los primeros seis meses de 2013, las expectativas superan la percepción del período actual”, explicó el economista Dante Sica, al presentar los resultados del trabajo junto a Eduardo D’Alessio.

 

De acuerdo con el informe, los resultados del primer semestre “están dentro de lo previsto” por los empresarios, al tiempo que aguardan una mejora de la situación económica para los próximo seis meses.

 

Según explicó Sica, la expectativa del año próximo está fijada tanto por factores externos como internos: por un lado, un clima en el que se esperan lluvias en América Latina y la continuidad de la sequía en Estados Unidos, que ayudarían a impulsar los precios y la demanda de commodities.

 

Además, se suma un repunte en la economía brasileña –principal socio regional-, así como también de China, destino fuerte de exportaciones nacionales.

 

En tanto, las elecciones de medio término de 2013 auspician para el empresariado un fuerte vuelco de recursos sobre el mercado interno para incentivar el consumo.

 

A esto se sumará la menor demanda de dólares oficiales, sumada a la mayor oferta de la moneda estadounidense por los factores externos, que hacen prever un alivio del cepo cambiario y una menor restricción a algunas importaciones.

 



Siguiente Noticia Condenan a un hombre y una mujer que explotaban un prostíbulo

Noticia Anterior Asumieron nuevas autoridades en la UCR Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario