Los dos máximos instrumentistas del acordeón, Raúl Barboza y el Chango Spasiuk, se presentarán en la Sala Astor Piazzolla del Teatro Auditorium de Mar del Plata, en el marco de una gira que emprenderán por Argentina.

 

El concierto, que está previsto para el sábado 10 de noviembre, será una muestra de sensibles sonidos con acordes que llegan desde la profunda tierra colorada. Armonías que aún permanecen grabadas en quienes pudieron disfrutar del concierto antológico que brindaron estos dos grandes artistas.

 

Mágicamente, desde sus repertorios y desde sus miradas distintas traerán al escenario a las glorias de sus fuelles, incluso obras que ya los consagraron internacionalmente.

 

Vale referenciar que Raúl Barboza -descendiente de guaraníes- a partir de los siete años después de recibir de su padre el regalo de un acordeón y la enseñanza básica, se convirtió en un virtuoso autodidacta. Fue instrumentista de la Misa Criolla como también de la música de Ariel Ramirez para la película “Los Inundados” de Fernado Birri. Participó junto a Atahualpa Yupanqui, Eduardo Falú y Los Chalchaleros en el filme “El Canto y sus Paisajes” de Fernando Ayala y Héctor Olivera.

 

Definitivamente consagrado en Francia, recibió del Ministerio de Cultura y Comunicación de este país, la Orden de Caballero de las Artes y las Letras, distinción que fue otorgada sólo a Atahualpa Yupanqui y a Astor Piazolla y es sin dudarlo el embajador de la música y la cultura guaraní en el viejo continente.

 

En síntesis, Barboza es el acordeonista argentino más reconocido en el mundo debido a que difundió el chamamé en los cinco continentes y supo poner al género en un pie de igualdad con otras músicas del mundo.

 

Sus últimos 17 recitales tanto en Argentina como en Brasil presentando su disco “Dos Orillas” junto al grupo de cuerdas francés Alter Quintet, son tal vez la mejor muestra de su jerarquía artística. Justamente con esa propuesta el año pasado se presentó con éxito en el Teatro Auditorium de Mar del Plata.

 

Mixtura de sonidos

 

Por su parte, el Chango Spasiuk -nacido en Misiones y descendiente de inmigrantes ucranianos- heredó la tradición de las polcas rurales tocadas en familia, pero es en la música propia del litoral donde desplegó su mayor creatividad interpretativa y compositiva.

 

Desde un lugar sin prejuicios y absoluta libertad, hace una mixtura de ricas sonoridades donde también hay schotis, polcas rurales, rancheras y rasguidos dobles.

 

Consagrado en Cosquín, en el año 1989, recorrió la mayor parte del país en giras, llevando a la música del Litoral a un lugar de respeto y conocimiento y a públicos cada vez más numerosos y jóvenes.

 

Al igual que Barboza, llevó una música que era “sólo para bailar”, a un lugar donde se la escucha y disfruta, tanto en festivales, como también en teatros y auditorios.

 

Grabó su primer disco en 1989 y vinieron luego seis más, todos premiados por distintas instituciones vinculadas a la música. Recibió el Premio Konex a Mejor Solista de Folklore entre los años 1995 y 2005.



Siguiente Noticia Se celebró el Día del Músico Marplatense

Noticia Anterior Presencia marplatense en el lanzamiento provincial del PROA

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario