Por: Movimiento Universitario SUR.

 

Hace más de 5 siglos, el 11 de Octubre de 1942, los pueblos originarios que habitaban estas tierras vivían su último día de Libertad. Este 12 de Octubre se cumplen 520 años de la llegada del colonialismo europeo, causante del mayor genocidio conocido en la historia de la humanidad, que ocasionó 70 millones de muertos, y que asimismo dio inicio a un sistema de dependencia que se ha mantenido, con la excepción de aquellos momentos de nuestra historia en la que los pueblos han adquirido protagonismo.

 

Por eso también consideramos esta fecha el inicio de la gran Resistencia de los pueblos originarios al imperialismo que masacrando y esclavizando se apropia y saquea los recursos y las tierras ancestrales.

 

Según la “Organización de Naciones y Pueblos Indígenas de Argentina” (ONPIA) se encuentran en el país 23 pueblos originarios: Aoniken, Atacama, Ava Guaraní, Chane, Charrúa, Chulupi, Comechingon, Diaguita, Huarpe, Koya, Lule, Mapuche, Mbya Guaraní, Mocoví, Ocloya, Omaguaca, Pilaga,, Qom (Toba), Shelk Nam (Ona), Tapiete, Tillan, Tonocote y Wichi.

 

Actualmente, la lucha continúa a lo largo del país contra diversos proyectos de explotación de los recursos naturales (como la megaminería, la deforestación para la sojización, el uso de agrotóxicos, etc) que demuestran la continuidad con el modelo neoliberal y expoliador de los ´90 por parte del Gobierno Nacional. Este modelo al servicio de las multinacionales pone en peligro no sólo la soberanía nacional, sino la propia vida de los habitantes de esos territorios y – finalmente – el equilibrio ecológico del planeta.

 

Como estudiantes universitarios, a su vez, somos parte de un modelo educativo que desde el Ministerio Nacional pacta con las multinacionales como Monsanto y Techint, en Mar del Plata, y como Barrick Gold en San Juan, privatizando de forma encubierta el desarrollo de la investigación y el conocimiento para intereses ajenos a las necesidades del pueblo.

 

Desde SUR rescatamos la cosmovisión originaria diametralmente distinta, la cual plantea una relación con la Naturaleza armoniosa, donde el hombre no se siente superior ni inferior a las distintas especies que habitan la Tierra, donde la naturaleza es vista como dadora de vida; como nuestra madre, la “Pacha Mama”. Por eso no es posible concebir agresiones al ambiente.

 

A diferencia del capitalismo – en general-, y del neoliberalismo – en particular-, que tienen una práctica depredadora del ambiente y de los seres humanos, donde todo aquello que es posible convertir en mercancía, se vuelca al mercado, transfigurado como tal, y todo aquello que no, es desechado.

 

-Ni Roca, Ni Colon. Ningun Genocida en las Calles de nuestra ciudad.

-Justicia por Cristian y Miguel, militantes del MOCASE asesinados por el aparato de represión del estado en el Norte de nuestro pais.

-Derecho a las Tierras Ancestrales y obligación de Consulta a las comunidades ante cualquier iniciativa que afecte los Recursos Naturales.

-Solidaridad con las luchas de los pueblos originarios de América Latina.

-Basta de avasallamiento y venta de las tierras tradicionales de las comunidades, así como las intimaciones, desalojos, violencias, bajo la nueva expansión de la frontera agrícola (sojización, etc.) También que se detenga la depredación, producto de los proyectos mineros, de los desmontes, de la contaminación de los suelos, etc.

-Cumplimiento de la legislación existente, el art 75 inc. C de la Constitución Nacional, la ley 23.302 y el Convenio 169 de la OIT.

-Que se termine con las históricas situaciones de explotación del trabajo que sufren los pueblos originarios, y que también se desarrollen iniciativas públicas que garanticen trabajo digno en todo el país.

-Por un Estado Plurinacional Intercultural, que recoja la diversidad de culturas que viven en nuestro territorio.

-Que el Estado Nacional avance en una política de reconocimiento del etnocidio y de consecuente reparación histórica.

 



Siguiente Noticia Arba entregó mercadería decomisada a ong de Mar del Plata

Noticia Anterior Pichot protagonizó producción fotográfica para el Festival de Cine de Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario