La División de Control de Plagas del Municipio llevó adelante, este miércoles, un operativo en el predio de la vieja terminal a raíz de las denuncias de los vecinos y comerciantes por la irrupción de roedores desde que se iniciaron las obras en el lugar.

 

El titular del área, Conrado Murdocca, explicó que establecieron un cordón sanitario alrededor del edificio y de los sectores de los frentistas más cercanos para evitar la existencia de roedores.

 

En declaraciones a Radio Brisas (FM 98.5), el funcionario municipal indicó que con esta medida se pretende llevar tranquilidad al barrio y garantiza que se dificulte la supervivencia de cualquier animal que la atraviese.

 

Entre las medidas adoptadas, Murdocca precisó que colocaron bloques parafinados en todas las zonas pluviales y este plan de acción tendrá una continuidad de una semana o diez días.



Siguiente Noticia Oficina móvil de OSSE recorrerá el barrio Parque Palermo

Noticia Anterior Diseñan agenda de trabajo sobre operativos de verano

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario