Invitado por la ONG Jóvenes Solidarios y ADUM, estuvo en la ciudad de Mar del Plata el fiscal federal subrogante, Abel Córdoba, para participar junto al fiscal federal Daniel Adler de una charla debate con más de 150 alumnos secundarios en la Escuela Técnica Nº3.

 

Ambos fiscales representan al Ministerio Público Fiscal en los Juicios a criminales de lesa humanidad perpetrados en la última dictadura militar en Mar del Plata y Bahía Blanca, respectivamente.

 

“El mejor aporte que podemos hacer a la construcción de un país con memoria, verdad y justicia, es el compromiso cotidiano con la democracia y sus instituciones” afirmó Juan Ignacio Santeiro, de Jóvenes Solidarios, al iniciar la conferencia.

 

Abel Córdoba reemplazó a un fiscal reconocido a nivel por ser de los primeros que declaró inconstitucionales las leyes de “Obediencia de vida y Punto final”, el Dr. Hugo Cañon, quien actualmente preside la Comisión Provincial de la Memoria junto con el Premio Nobel, Adolfo Perez Esquivel.

 

Es el fiscal mas joven del país; tiene 34 años; la misma edad de los nietos que las Abuelas de Plaza de Moyo todavía buscan. Y es quien en la historia de la Justicia Argentina condenó a perpetua a la mayor cantidad de imputados con el fallo del Juicio de este año en Bahía Blanca; no hay otro antecedente así ni en lesa humanidad ni en la justicia ordinaria; por lo menos, hasta ahora.

 

El 12 de septiembre de 2012 en Bahía Blanca se condenó a 17 represores, 14 a prisión perpetua, en cárcel común, por crímenes de la dictadura cívico-militar.

 

También se ordenó además que se investigue la participación en el terrorismo de Estado de la familia Massot, propietaria del diario La Nueva Provincia. La misma fue precedida por el pedido de investigación y allanamiento que el fiscal Abel Cordoba había ordenado tiempo atrás pero le había sido rechazado.

 

Y de si de complicidades se hablan, se podría hasta incluir a 2 profesores en la Carrera de Derecho de la Universidad Nacional del Sur que están siendo investigados por su complicidad y responsabilidad, cuando eran secretarios del ex Juez Madueño, quien estuvo imputado en vida, entre otras cosas, por tomar declaración a los secuestrados en el centro clandestino “La Escuelita” mientras se los torturaba.

 

Bahía Blanca es también el lugar en donde el fiscal Córdoba ordenó el secuestro de los 50 Ford Falcon escondidos en los hangares de la Base Naval y los 2 aviones que fueran utilizados para los operativos conocidos como “vuelos de la muerte”.

 

“No hubo conexión entre los CCD, pero si entre secuestros que comenzaron en Mar del Plata y terminaron en Bahía Blanca con fusilamientos o desapariciones, tanto del ejercito como de la armada. Casos como el de Peralta, Coussement, Martinelli, Oliva”, explicó el Fiscal en su charla.



Siguiente Noticia Aldosivi volvió a caer como local

Noticia Anterior Max Steel y Liv ™ llegan a la Cajita Feliz

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

Deja un comentario