Mientras la vigilia de los efectivos de la Gendarmería y Prefectura continúa, el Gobierno nacional apuesta a desgastar la protesta y define una oferta salarial para destrabar el inédito conflicto. Según trascendió, el Gobierno ofrecería una nueva escala salarial, pero no accedería al reclamo del piso de 7 mil pesos.

 

“El impacto fiscal sería imposible de afrontar. Obligaría a desembolsar recursos no previstos. Pero lo importante será negociar una reestructuración salarial como se intentó con el decreto 1307”, dijo una fuentes consultadas en el Ministerio de Seguridad.

 

Es que esa demanda -el piso salarial de 7 mil pesos- significaría 4 mil millones de pesos extras anuales.

 

El Gobierno, el jueves, depositó los complementos de los haberes que fueron recortados por el polémico decreto 1307.

 

Los gendarmes y los prefectos continuaron concentrados frente a los edificios Guardacostas y Centinela, aunque aclararon que se encontraban sólo durante los horarios de descanso y que todos los puestos de trabajo estaban cubiertos.

 

Según ellos, el secretario de Seguridad Sergio Berni recibió su petitorio y se comprometió a dar una respuesta “antes del martes próximo”.

 

Algunos uniformados de la Marina y de la Fuerza Aérea se sumaron a la protesta que tiene su epicentro en el barrio porteño de Retiro y otros puntos de concentración en el interior del país, mientras que desde la Policía bonaerense también se impulsaron reclamos salariales ante sus autoridades.



Siguiente Noticia Ventas minoristas cayeron 4,6 por ciento en septiembre, según CAME

Noticia Anterior Alicia Martín presenta su nuevo libro en Villa Victoria

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

2 Comments

Deja un comentario