La Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas del Terrorismo de Estado del Centro y Sur de la provincia de Buenos Aires, en virtud del fallo dado a conocer en la tarde del lunes, fijó su posición al respecto y emitió un comunicado.

 

En primer lugar, se valoró que luego de 35 años lograron llevar a juicio a los máximos responsables de la represión ilegal en Mar del Plata, resultando inédito que sean juzgados militares del Ejército y de la Aeronáutica, personal policial y civiles, en un solo juicio. A la par se juzga a los máximos responsables de la Marina en Mar del Plata, situación inédita en el país.

 

Así como también que se haya podido reconstruir las historias, se pusieron nombres y apellidos a los desaparecidos y se estableció, luego de un juicio que duró un año y medio y en el cual fueron escuchados los represores y la prueba que ellos ofrecieron, lo que verdaderamente ocurrió en esta ciudad y que permite una mirada esperanzadora hacia la Justicia.

 

Desde la Asociación reconocieron la visión del Tribunal al establecer que sólo la Justicia puede ser reparadora cuando sanciona en forma efectiva a los genocidas, y ponderaron la cárcel común impuesta.

 

“Valor que debería ser copiado por el Tribunal que lleva adelante la mega causa Base Naval II, quienes se niegan a adoptar las medidas instruidas por Casación, estableciendo la cárcel común para los acusados. De todas maneras, esta ciudad ya ha padecido a los jueces Esmoris y Jarazo en la desvergüenza de la causa Labolita y la absolución al genocida Duret”, remarcaron.

 

“Consideramos que el Terrorismo de Estado no debe ser juzgado bajo los parámetros del delito común y rechazamos de plano ese criterio asumido por este Tribunal, en decisión claramente objetable y que será objeto de recurso de Casación. Haber absuelto a dos imputados e impuesto penas menores a otros, cual delincuentes de delitos comunes, muestran un costado incoherente, insostenible e inaceptable”, resaltaron.

 

Por lo expuesto, entendieron que “un árbol no puede tapar el bosque” y mientras se destaca que se haya avanzado en la inclaudicable búsqueda de Memoria, Verdad y Justicia, “rechazamos de plano un fallo tan contradictorio que linda con la justificación de la obediencia debida, única manera de que la incorporación de Caffarello al Servicio de Inteligencia del Ejército, producida en el mes de Junio, hubiese producido un cambio absoluto en su conducta y su complicidad en Abril del mismo año. O que Bicarelli no sea considerado partícipe necesario en todos los secuestros, torturas, asesinatos y desapariciones ocurridos en Necochea durante el ejercicio de sus funciones, implica que este Tribunal lo coloca como un simple administrativo en el aparato represivo”.

 

“Por todo ello, este organismo de derechos humanos, ha de esperar los fundamentos de la sentencia y proceder en consecuencia”, concluyeron.



Siguiente Noticia Sigue la protesta hasta que el Gobierno dé una respuesta

Noticia Anterior Gáspari va de arranque en Alvarado

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario