Dos marplatenses siguen padeciendo las actitudes amenazantes de sus ex parejas. A pesar de las denuncias realizadas y el apoyo de organizaciones e instituciones que defienden los derechos de las mujeres, las medidas judiciales son insuficientes y el temor a un desenlace trágico está latente.

 

Es el caso de la violinista Ana Geniso y de una joven embarazada que mantuvo una relación con un hombre de nacionalidad dominicana.

 

Ambas decidieron exponer lo que padecieron para que otras mujeres no transiten por la misma situación y como una manera de sentirse un poco más contenida.

 

El caso de Ana se conoció meses atrás a través de las redes sociales cuando difundió las imágenes de sus tres violines destrozados por su ex pareja.

 

Ana Geniso padeció durante trece años el maltrato psicológico del padre de sus dos hijos (de 9 y 12 años) hasta que decidió decir Basta.

 

Ahora, recibió amenazas de muerte a través de su hija y decidió radicar una denuncia penal en la Comisaría de la Mujer.

 

Profesora particular de violín y concertista en la Orquesta Sinfónica Municipal, Ana pensó que la vida junto a sus hijos, paulatinamente, comenzaría a transitar por carriles más tranquilos y tratando de proyectar un futuro más auspicioso.

 

Sin embargo, su ex pareja no desiste en su intento por hacerle la vida imposible y seguir agrediéndola psicológicamente.

 

En las últimas horas, fue amenazada de muerte por intermedio de su hija. “Le dijo a mi hija por teléfono que está armado y que si me cruza en la calle me mata. Que no le importa ir preso, ni que mis hijos se queden sin madre. Ya hice la denuncia penal en la Comisaría de la Mujer”, comentó a través de las redes sociales.

 

MARIA GUADALUPE NO VIVE EN PAZ

 

Guadalupe es una víctima más de la violencia de género en Mar del Plata. Conoció a su pareja por chat, él es de República Dominicana, y ella lo ayudó a venir a Argentina. Durante el primer tiempo de relación todo estaba bien, pero luego la violencia pasó a ser parte de su vida cotidiana.

 

No permitía que se comunicara con nadie, administraba su dinero y la maltrataba de manera constante. Un día, mientras chateaba con su madre, la agarró y mirando la cámara amenazó con matarla con un cuchillo.

 

Guadalupe, que está embarazada de cuatro meses, decidió que su vida ya no podía continuar de esa manera y se animó a denunciar para avanzar con su vida alejada de la violencia.

 

Luego de varias denuncias en la Comisaría de la Mujer, le otorgaron una restricción de acercamiento. Sin embargo, Guadalupe y su madre piden mayor respaldo ya que no se sienten protegida con esta medida.

 

En los últimos días, volvió a ser amenazada de muerte por su ex pareja y teme salir a la calle.

 

Por: Gonzalo Patrone

PUNTONOTICIAS



Siguiente Noticia Banco Industrial, a la vanguardia en reconocimiento de cheques en una red de cajeros

Noticia Anterior "El país se beneficia si se veranea en Mar del Plata, no en Punta del Este"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

Deja un comentario