El diputado socialista Alfredo Lazzeretti salió al cruce de las manifestaciones de los últimos días reclamando por la demora del inicio del ciclo lectivo en la provincia de Buenos Aires.

 

El legislador marplatense se mostró en disconformidad con el cariz tomado por la discusión en torno al inicio de las clases y la temporada turística estival y consideró que es “erróneo” que el debate público se ubique exclusivamente en el problema comercial.

 

“Debemos apuntar a un debate integral que incluya la matriz productiva del municipio y en tal sentido priorice la educación”, afirmó.

 

El legislador del Frente Amplio Progresista opinó que no se puede ligar la calidad educativa exclusivamente a la cantidad de horas que los jóvenes y niños concurren a la escuela, “pero es una base material indiscutible, por lo cual es un mal indicio que se prioricen actividades comerciales por sobre la cantidad de días de duración del ciclo lectivo”.

 

La Ley Nacional de Educación de 2003 fijó que el ciclo lectivo debía constar de por lo menos un mínimo de 180 jornadas efectivas de clase, sin embargo esto no ha podido ser cumplimentado tal como ha señalado el propio ministro de Educación, Alberto Sileoni.

 

Lazzeretti sentenció: “Se ha manifestado la voluntad de promover un ciclo lectivo que garantice una cantidad de días y horas anuales de clases, sin embargo en la práctica nadie se hace responsable del incumplimiento sistemático de lo que impone la ley 25864”.

 

El legislador socialista criticó a Pulti y sostuvo: “Nos parece preocupante que el intendente no contemple los problemas de manera integral, la educación debe ser un valor y un derecho prioritario para todos. Nos gustaría más verlo encabezando este reclamo“.

 

El diputado señaló las dificultades para el cumplimiento de las jornadas mínimas del ciclo lectivo y observó que “en el mundo actual la educación es un derecho esencial a la condición humana y además una condición necesaria para el desarrollo sustentable”.

 

“El promedio estipulado de horas anuales de clase en la Argentina – 720 para la educación primaria – está por debajo de la media fijada por países como Brasil (800) o Chile (878), y muy por debajo de Estados Unidos (958) o Japón (945), según datos de la Unesco. Resulta evidente, que los bonaerenses deberíamos preocuparnos porque nuestros hijos tengan más horas de clases, en particular los que asisten a las Escuelas Públicas”, subrayó.

 

Finalmente el diputado del FAP afirmó: “Es cierto que no podemos ligar exclusivamente la calidad educativa a la duración del ciclo lectivo, sin embargo garantizar los días de clase que impone la Ley Nacional que rige en la materia, es condición indispensable para alcanzar una educación de excelencia para todos y todas. Sólo la educación puede garantizar un futuro de desarrollo sustentable para nuestro país, por lo tanto no puede ser la variable de ajuste en función de otras actividades económicas“.



Siguiente Noticia Prisión perpetua para seis represores por crímenes de lesa humanidad

Noticia Anterior El Municipio firmó convenio para prácticas agropecuarias saludables

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

Deja un comentario