El distrito de General Pueyrredon atraviesa una delicada situación como consecuencia de la crisis financiera que presenta la gestión del gobernador Daniel Scioli.

 

Los constantes reclamos por problemas edilicios, las protestas de docentes por haberes adeudados y proveedores que anuncian interrrupción del servicio en los comedores escolares, reflejan un panorama muy delicado que atenta contra la calidad educativa y las condiciones de enseñanza en las escuelas provinciales.

 

Mientras tanto, llama la atención el silencio de los integrantes del Consejo Escolar, de los concejales y del ejecutivo municipal, ya que se ven afectados docentes y alumnos de este municipio.

 

El último trimestre del ciclo educativo se desarrolla en medio de una aguda crisis educativa en la provincia de Buenos Aires, donde el distrito de General Pueyrredon no escapa a esa realidad.

 

Con el Ministerio de Educación tomado, denuncias de recortes salariales por parte de estatales y docentes, reclamo para que se reabran las paritarias, comunidades educativas que se han cansado de exponer las graves deficiencias edilicias y proveedores de comedores escolares que se hartaron de esperar por la regularización de una millonaria deuda, el panorama resulta por demás desalentador.

 

A esto hay que sumarle los cuestionamientos a la gestión del Consejo Escolar, los cambios en la Jefatura Distrital de Inspección y la escasa intervención de concejales y funcionarios municipales tendientes a rever esta grave situación.

 

Mientras tanto, los profesionales de la educación del CENS 457 (secundario de adultos) llevó a cabo una clase abierta con los alumnos para reclamar por los pagos de salarios adeudados, en algunos casos, desde noviembre de 2011.

 

En la misma situación se encuentran los docentes del Plan FINES que no han cobrado en lo que va del año.

 

En el Centro de Formación Laboral Nº1 siguen esperando por el nuevo edificio y una madre de un alumno amenazó con encadenarse a partir de la semana próxima.

 

Los estudiantes del Instituto del Profesorado de Educación Física que funciona en el CEF Nº1 expusieron las deplorables condiciones en la que se dictan clases y reclamaron una urgente inversión.

 

En las últimas horas, se conoció la decisión de los proveedores de los comedores escolares de no dar servicio a partir del próximo lunes por el incumplimiento de la Provincia con el pago de una millonaria deuda que se arrastra desde diciembre de 2011.

 

En todos los casos los reclamos efectuados por las vías administrativas no dieran respuestas satisfactorias hasta el momento y obligó a este tipo de medidas que terminan por afectar la calidad educativa y condiciona el dictado de clases.

 

Por: Gonzalo Patrone
PUNTONOTICIAS



Siguiente Noticia Bibliotecas municipales participan de la 10º Maratón Nacional de Lectura

Noticia Anterior Se inicia en Mar del Plata el Argentino de ciclismo

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

Deja un comentario