Más de 660 mil personas mayores de 65 años manejan automóviles en la provincia de Buenos Aires, un 12 por ciento del total de conductores en el distrito. De las 5.540.000 licencias habilitadas en todo el territorio, 664.800 pertenecen a personas que superan ese límite de edad.

 

Un estudio de la Jefatura de Gabinete provincial indica que “el 20 por ciento de los adultos mayores de 65 años, tiene vigente el carné de conductor en la provincia de Buenos Aires”. Y además revela que “de las 5.540.000 licencias habilitadas en todo el territorio, 664.800 pertenecen a personas de más de 65 años”.

 

Al respecto, el Jefe de Gabinete, Alberto Pérez afirmó que “más del 12 por ciento de los conductores habilitados en la Provincia, son adultos mayores socialmente activos y participativos que quieren seguir manejando, y que prefieren hacerlo en circuitos urbanos más que salir a conducir en ruta”.

 

El funcionario indicó que “a partir de los 65 años de edad, la licencia se renueva todos los años con el correspondiente examen de manejo y la revisión médica” y reveló que “la de edad máxima de los conductores que renuevan la licencia alcanza a los 83 años”.

 

“La renovación anual que establece la Ley de Tránsito tiene como finalidad preservar la vida y garantizar que quienes estén en la conduciendo un vehículo, tengan la capacidad de hacerlo y de reaccionar cuando sea necesario”, indicó Pérez.

 

Javier Mazza, titular de la Dirección Provincial de Política y Seguridad Vial explicó que el relevamiento “se realizó para conocer en detalle las características de los conductores”. Es que a la hora de elaborar campañas y tomar medidas de concientización, las autoridades consideran fundamental saber a quiénes deben ir dirigidas para mejorar o corregir una situación.

 

Para Luis Crovetto, el director provincial de Atención Primaria del Ministerio de Salud, la tercera edad es “una etapa que plantea el desafío de resignificar la vida”.

 

El profesional de salud, explica que “con la prolongación de la expectativa de vida, que en Argentina está entre los 73 y los 76 años promedio, las personas mayores de 60 años buscan realizar otro tipo de actividades: algunas continúan trabajando, otras hacen aquello que siempre desearon y no habían podido hacer, como viajes, talleres, etc.”.



Siguiente Noticia Pino Solanas advierte que la Ley de Medios está lejos de aplicarse

Noticia Anterior Las economías regionales captarían 10.000 millones de pesos por el turismo

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

Deja un comentario