En un gran partido, Ceferino Alianza Viedma, consiguió un valiosísimo triunfo en su visita a Mar del Plata en lo que fue el debut de ambos TNA, al derrotar por un agónico 78-77, a Quilmes, que pareció volver a sufrir los problemas que lo acompañaron en la temporada pasada al no poder cerrar el partido tras ir arriba en gran parte de él.

 

El inicio del juego fue como todo debut con imprecisiones varias, malas decisiones ofensivas de ambos equipos, pero ante esa tesitura el local por intermedio de su líder, Gregorio Eseverri, fue encontrando la llave para ponerse al frente en el marcador, con una correcta tarea en ofensiva de Maciel, Cadillac y Essengue, a las postres el goleador, le permitieron al cervecero terminar el primer cuarto arriba por 4 puntos, 22-18.

 

En el segundo cuarto las imprecisiones siguieron a la orden del día, sin embargo algo cambio, ya que la visita ajustó un poco más la puntería y el partido entró en una vorágine de cambiar golpe por golpe, llegó a ponerse arriba el equipo del patagónico cuando restaban 58 segundos por un doble, 38-40, y cuando la chicharra apretaba, una fenomenal asistencia de Cadillac para que Ortiz encestará el doble para irse al descanso largo igualados 40-40.

 

Tras el descanso, creció exponencialmente la figura goleadora de Essengue, quien se apropió del goleo en el conjunto de Ramella, pero desde la vereda de enfrente el ex Peñarol, Pablo Barrios y Martín Aguirrezabala hacían que el marcador se mantuviera equilibrado, porque a pesar de que el tricolor había llegado a sacar una luz de ventaja de 9 puntos, falló a la hora de defender, permitiendo la reacción de la visita, que con mucho esfuerzo logró entrar al cuarto decisivo perdiendo tan solo por un punto, 64-63.

 

El primer minuto del cuarto final fue una suma de equivocaciones, que incluyeron, tiros defectuosos, faltas y errores en el manejo del balón. El trámite del partido siguió siendo parejo, ninguno de los dos podían imponer su supremacía en el marcador, primero fue Quilmes quien dominó el tanteador sacando una brecha de 4 puntos, 69-65, a falta de 8´20” a partir de allí Alianza comenzó una tener una mayor efectividad en sus ataques y por intermedio de Franco, Brizuela, Cutley y Ghirardi, revirtieron la desventaja y a 1´05” la visita pasaba a ganar por 5, 78-73.

 

Sin embargo, un doble de Essengue primero y de Eseverri después acercaron al dueño de casa a un punto, 77-78, cuando restaban 33 segundos para que finalice el partido.

 

Quilmes no supo aprovechar el envión que significaba el doble del “Goyo” y vio como el partido se le iba de las manos, una vez más en el último cuarto como si fuera una continuación de la temporada pasada.

 

Sin embargo, la imagen global que dejo la actuación global es que el equipo está en construcción y que de corregir algunas falencias podrá ser protagonista en la temporada.

 

Sintesis:

 

Quilmes (77):Cadillac (5), Eseverri (14), Ríos (12), Essengue (19), Maciel (12) (F. I.); Rodríguez (2), Gallizi (2), Grutzky (0), Ortiz (11). DT: Ramella, L.

 

Ceferino Alianza Viedma (78): Cutley (6), Ghirardi (6), Franco (19), Brizuela (6), Aguirrezabala (10) (F. I.); Etchepare (5), Percaz (0), Barrios (11), Bianco (15). DT: Bogliacimo, G.

 

Parciales: 22-18, 40-40, 64-63, 77-78.

Árbitros: Trias – Salgueiro
Estadio: Once Unidos

 

Fuente: Infoliga



Siguiente Noticia Dyango se presenta en Mar del Plata

Noticia Anterior Agónico triunfo de Peñarol sobre Lanús

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario