En el marco de los operativos de control dispuestos por la Dirección de Tránsito del municipio de General Pueyrredon, durante las madrugadas del sábado y domingo se realizaron más de 600 controles de alcoholemia y se secuestraron 48 vehículos cuyos conductores circulaban con mayor graduación alcohólica que la permitida.

 

El sábado se secuestraron 31 vehículos en más de 200 controles desarrollados y un conductor fue encontrado con una graduación alcohólica de 2,71, lo cual significa casi un 250% mas que lo permitido (0,50).

 

A su vez, en la madrugada del domingo se practicaron más de 400 controles y se retuvieron 18 vehículos.

 

En esa oportunidad la graduación alcohólica mas elevada fue de 2,05 y el dato significativo fue verificar que un taxista lo hacía en infracción, hecho que también denota una gravedad por tratarse de un conductor profesional.

 

Durante el fin de semana largo se desplegó un importante operativo de prevención y control en la vía pública y, más allá del resultado que arrojaron los diversos controles de alcoholemia, otros 20 vehículos fueron incautados por diferentes faltas, entre ellas, estacionar en lugares indebidos.



Siguiente Noticia Afirman que en Mar del Plata se redujo la cantidad de siniestros de tránsito fatales

Noticia Anterior Cuatro de cada diez niños llegaron a hogares convivenciales por maltrato infantil

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario