La firma se realizó en el Aula Magna de la Facultad Nacional de Derecho de Mar del Plata, y tiene como objetivo capacitar a los reclusos de la cárcel de Batán. De esta manera, se prevé la reinserción laboral, disminuyendo así el índice de reincidencia al delito.

 

Participaron autoridades del Ministerio de Justicia y Seguridad, Desarrollo Social, Trabajo, Producción, Ciencia y Tecnología, el Municipio de General Pueyrredón, la ONG “Cambio de Paso” y decenas de gremios, cámaras empresariales, iglesias, facultades y colegios de profesionales.

 

El Programa tiene como premisas fundamentales a la capacitación y al trabajo, por lo que fueron convocados a colaborar a las Universidades y Centros de Formación Profesional, a los sindicatos y a las cámaras empresariales y a todos los actores que tienen algo que aportar para la compleja misión de la inserción social de las personas que mantuvieron conflictos con la Ley.

 

“Este programa de inserción laboral pretende, entre otros aspectos, generar una bolsa de trabajo para internos próximos a la libertad, asumiendo el compromiso en conjunto con las instituciones, para reforzar no sólo la parte externa, sino también en el interior, igualmente para inyectar personal capacitado en el mercado laboral, que hoy es visto como una necesidad”, afirmó el director de la Unidad 15, Horacio Falcone.

 

La iniciativa fue organizada por las autoridades del Servicio Penitenciario Bonaerense, la Secretaría de Niñez y Adolescencia y la ONG “Cambio de Paso”.

 

En este encuentro, también estuvieron presentes el Secretario de Desarrollo Productivo, Mariano Pérez Rojas, y el Director del Programa de Protección Comunitaria, Dr. Cesar Ventimiglia.

 

En cuanto a las distintas participaciones en este convenio, Pérez Rojas resaltó que “no es solo el Estado es quien debe abordar este tipo de problemáticas, no solo sus gobiernos provinciales o el Gobierno Municipal, sino también las distintas representaciones que pueda asumir la sociedad”.

 

Pérez Rojas explicó que “el convenio consiste en brindar capacitación en oficios a los reclusos del servicio penitenciario, para posibilitar en conjunto con otras instituciones, con las cámaras empresarias y sindicatos, y por otro lado la salida laboral con un marco de compromiso de las empresas de tomar a los reclusos que salen o están en libertad, tomar y otorgarles empleo”.

 

A través de esta inclusión social y laboral, se prevé una disminución en el índice de reincidencia. Con respecto a este punto, Pérez Rojas dijo que “mientras se les otorgue una salida laboral, los reclusos no tendrían las condiciones iniciales como para reincidir en el delito. A eso apunta la gran cantidad de organizaciones que están en la firma de este convenio, que manifiestan el compromiso y la necesidad de darle una vía para solucionar este problema”.

 

Por otro lado, el Director del Programa de Protección Comunitaria, Dr. César Ventimiglia, expresó que “este convenio materializa las buenas intenciones de muchas organizaciones tanto civiles como provinciales y municipales. Venimos trabajando para lograr que estas expresiones de deseo se concreten y así posibilitar la reinserción de quien hoy están privado de su libertad”.

 

Con respecto a la preocupación de los vecinos por la inseguridad, Ventimiglia concluyó que “esta manera de encarar la reinserción de reclusos, tiene como objetivo evitar la reincidencia. De esta manera, no solo beneficiamos a quien está en libertad sino a toda la sociedad, porque es la forma de evitar el delito”.



Siguiente Noticia Legislador marplatense busca soluciones para problemas edilicios en instituciones educativas

Noticia Anterior Sin lamentar graves incidentes, los estudiantes celebraron su día

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario