El 21 de Septiembre se conmemora en todo el planeta el Día Mundial del Alzheimer, donde se recuerda en todo el mundo a aquellos que ya no pueden recordar. Desde el Colegio de Médicos IX Distrito, a través del doctor Pablo Bagnati – especialista en Psiquiatría – brindaron detalles acerca de la prevalencia y prevención de la enfermedad.

 

“En las últimas décadas el envejecimiento poblacional se ha incrementado, aún en los países en desarrollo, en forma más rápida de lo previsto, determinando el crecimiento exponencial de enfermedades llamadas `edad dependientes´ como las demencias, o la artrosis. Simplemente, hay más viejos, y habrá cada vez más”, expresó el doctor Bagnati.

 

El crecimiento de la demencia en los próximos 20 años será mucho más acusado en los países con ingresos bajos y medios, en comparación con las naciones con ingresos elevados. Argentina, registró 40.117.096 habitantes en el último censo nacional de población (año 2010), de los cuales 4.700.000 fueron mayores de 60 años. y ya son cerca de 3500 los habitantes mayores de 100 años.

 

“Sabemos que hay en nuestro país aproximadamente 1.000.000 de sujetos con deterioro cognitivo y 480.000 sujetos con demencia. Se estima que el 70% de los pacientes con demencia en la Argentina son cuidados por un familiar, lo que habla de la importancia de informar, y contemplar el impacto en la salud de todos los convivientes. Las demencias crean una importante carga económica, social y personal. En cada caso en particular, el peso de la enfermedad recae en el seno de la familia”, puntualizó.

 

Acerca de qué es una demencia y como puede comenzar a reconocerse señaló que “es una afección adquirida del cerebro, que produce una alteración de las funciones intelectuales y o de la conducta del sujeto (respecto a un estado anterior conocido o estimado) , de suficiente importancia como para interferir ampliamente con las actividades del diario vivir, e independiente de alteraciones del estado de conciencia”.

 

Y agregó “los signos de alarma más difundidos son: pérdida de la memoria que afecta la perfomance habitual, cambios de conducta, cambio de la personalidad, dificultad visible en tareas que le son familiares, perder vocabulario en forma marcada o dificultad para encontrar las palabras, pobreza o declinación del juicio, perder objetos en forma repetida, desorientación en tiempo y espacio, pérdida de la iniciativa”.

 

Sobre qué franjas etarias resultan ser las de mayor riesgo el especialista destacó que “el envejecimiento y el ser portador de los llamados genes susceptibles de causar Alzheimer, son considerados los 2 (dos) factores de riesgo bien establecidos en la actualidad para desarrollar la enfermedad. Pero en los últimos años creció fuertemente la evidencia del potencial rol de los factores de riesgo vascular y de mantener una vida social integrada, en el proceso de formación de enfermedad y en la posibilidad de que la enfermedad se manifieste”.

 

“Como no podemos dejar de envejecer, ni tampoco elegir los genes que nos tocan en suerte, el saber que cuidar nuestras arterias y corazón, y nuestro estilo de vida, pueden ser relevantes en que la enfermedad no se exprese o que tarde en hacerlo: esto define un importante protagonismo de la persona en la prevención de las demencias”, añadió.

 

Sobre la detección temprana los profesionales enumeraron que en primera instancia, el mejor paso es concurrir pronto al médico para encaminar la preocupación o dudas en un camino diagnóstico. Un examen clínico/neurológico/psiquiátrico, un interrogatorio dirigido, un chequeo de sangre/orina, una neuroimagen (Resonancia de cerebro) y la denominada evaluación cognitiva o neuropsicológica donde se toman tests que evalúan las funciones intelectuales, conforman la manera más simple de detectar problemas tempranos en cualquier sujeto que concurra espontáneamente o sea llevado por la preocupación de sus seres queridos.

 

Finalmente acerca de que si hay o no cura para el Alzheimer subrayó que “no hay aún cura”.

 

“A partir de que recientemente se ha podido marcar tempranamente el proceso patológico íntimo de la enfermedad (hoy sabemos que la enfermedad empieza al menos unos 10 años antes de comenzar a manifestarse), se abrieron múltiples líneas de investigación de las llamadas `drogas modificadoras de enfermedad, que son la esperanza futura. Mientras tanto, contamos con varios caminos terapéuticos positivos: la estimulación cognitiva (entrenar nuestro cerebro), la vida social integrada y activa, el ejercicio, la dieta mediterránea, el cuidado de nuestras arterias y metabolismo, son muchas cosas que sabemos tienen efecto positivo demostrado”´, concluyó.

 

Invitación a la comunidad en el Día Mundial

 

El domingo 23 a las 10 se conmemorará el Dia Mundial de Alzheimer en Plaza España (Libertad y la costa), por una iniciativa conjunta de la Secretaría de Salud de la Municipalidad de Mar del Plata, GAMA (Grupo de Ayuda Mal de Alzheimer) y el Programa Cuidar a los que cuidan, de Novartis Neurociencias. Habrá una caminata alrededor de la Plaza, charlas informativas a cargo de los profesionales, y suelta simbólica de globos.



Siguiente Noticia Salió el billete de Eva Perón y llega a los cajeros

Noticia Anterior Mega desfile de Roberto Piazza en Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario