Los integrantes de la ong de Familiares de Víctimas del Delito y Tránsito de Mar del Plata acompañaron en el recinto de sesiones del Concejo Deliberante a la mamá de Yamila González, la joven que muriera en un siniestro vial y por el cual está condenado el boxeador Rodrigo Barrios.

 

A partir de este desgraciado hecho y atento a los acontecimientos que se fueron dando, el concejal Mario Rodríguez elaboró un proyecto de comunicación el cual fue acompañado por esta asociación.

 

“Es importante que, de una vez por todas, se entienda que un vehiculo mal utilizado se transforma en un arma, mas aún si quien está procesado ha dado sobradas muestras de desaprensión por la vida de los demás y el sentido común nos plantea que no se le puede seguir habilitando para la conducción”, justificaron su postura los integrantes de la ong.

 

“Esperamos que la Legislatura provincial haga las modificaciones necesarias para que el dolor y la tristeza de la familia de Yamila no hayan sido en vano y ninguna otra familia tenga que padecer lo mismo”, concluyeron.



Siguiente Noticia El oficialismo aprobó la compra de un polémico predio y sanciones para obras ilegales

Noticia Anterior Una semifinal de ensueño para el V World Challenge

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario