El capitán de Peñarol de Mar del Plata, Leonardo Gutiérrez, fue suspendido por cinco partidos y multado con 8.000 pesos, luego de los incidentes que se dieron lugar durante el transcurso del partido que el equipo marplatense disputó ante Obras el pasado domingo en el Polideportivo Islas Malvinas.

 

La medida, tomada por el Tribunal de Disciplina de la Asociación de Clubes, se resolvió en virtud de lo dispuesto por el artículo 159, inciso b y d del Código de Penas.

 

Esos ítems hablan de “expresiones agraviantes” y de “reincidencia de actos punibles que evidenciare falta de adaptabilidad a las normas”.

 

La reincidencia del ala pivote ¡milrayitas¡ está fundada en el comportamiento que mantuvo en enero pasado, en Comodoro Rivadavia y ante Gimnasia CR Indalo, cuando tuvo otra discusión, esta vez con el árbitro Fabricio Vito.

 

El propio protagonista dio su versión de los hechos en una conversación que mantuvo con FM Residencias, de Mar del Plata, y mostró signos de arrepentimiento.

 

“El único culpable soy yo. Quiero pedirle disculpas a todos.Esto no me tiene que volver a pasar”, dijo Leo Gutiérrez.

 

“Sé que puedo estar en deuda durante mucho tiempo por lo que pasó en este partido”, agregó el cordobés, oriundo de Marcos Juárez, temiendo por una sanción prolongada.

 

Gutiérrez contó que le reprochó al árbitro Fernández el hecho de que “no se piten los agarrones permanentes” o “los codos en los pechos”.



Siguiente Noticia Día del Estudiante: se pone en marcha un fuerte operativo de control

Noticia Anterior ANSES recorre los barrios difundiendo las Políticas Inclusivas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario