Con el claro objetivo de mejorar las condiciones para la inserción social de las personas privadas de la libertad, se firmará este viernes un acuerdo marco interinstitucional denominado “Programa de Capacitación Especializada e Inclusión Social”.

 

El acto comenzará a las 12 en el aula magna de la facultad de Derecho de la Universidad nacional de Mar del Plata (calle 25 de Mayo al 2855) y tendrá como beneficiarios a las personas alojadas en las Unidades Penitenciarias 15 y 50 Batán, en la Alcaidía Batán y a los adolescentes incluidos en el Sistema Penal Juvenil de la localidad de Mar del Plata.

 

Participarán autoridades del Ministerio de Justicia y Seguridad, Desarrollo Social, Trabajo, Producción, Ciencia y Tecnología, el Municipio de General Pueyrredón, la ONG “Cambio de Paso” y decenas de gremios, cámaras empresariales, iglesias, facultades y colegios de profesionales.

 

El Programa tiene como premisas fundamentales a la capacitación y al trabajo, por lo que fueron convocados a colaborar a las Universidades y Centros de Formación Profesional, a los sindicatos y a las cámaras empresariales y a todos los actores que tienen algo que aportar para la compleja misión de la inserción social de las personas que mantuvieron conflictos con la Ley.

 

“Este programa de inserción laboral pretende, entre otros aspectos, generar una bolsa de trabajo para internos próximos a la libertad, asumiendo el compromiso en conjunto con las instituciones, para reforzar no sólo la parte externa, sino también en el interior, igualmente para inyectar personal capacitado en el mercado laboral, que hoy es visto como una necesidad”, afirmó el director de la Unidad 15, Horacio Falcone.

 

La iniciativa fue organizada por las autoridades del Servicio Penitenciario Bonaerense, la Secretaría de Niñez y Adolescencia y la ONG “Cambio de Paso”.

 

Durante la ceremonia estarán presentes importantes autoridades del poder judicial local, del Municipio, de los ministerios mencionados, de los sindicatos, cámaras empresariales, colegios de profesionales e iglesias.

 

La idea es posibilitar la capacitación específica a las personas privadas de libertad en alianza con empresas y sindicatos, a través de cursos de capacitación con título oficial, y certificaciones de experiencia laborales, en albañilería, electricidad, mecánica, automotor, oficial soldador, o panadería y confitería, entre otros.



Siguiente Noticia Finalizó seminario “La diversidad en la escuela: Experiencias y posibilidades”

Noticia Anterior Fin de semana largo: buenas expectativas en destinos de la Provincia

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario