Como consecuencia de un operativo desarrollado en la madrugada de este martes, se procedió la clausura de dos panaderías clandestinas que no contaban con las habilitaciones ni medidas de seguridad y salud correspondiente.

 

Las mismas estaban ubicadas en la calle Bordabehere al 3100 y la otra en 202 y Luro, las cuales se encontraban manufacturando panificados de forma clandestina.

 

En este contexto, el titular de Inspección General Eduardo Bruzetta manifestó que “estos operativos se realizan para la detección de establecimientos que elaboran productos panificados y de pastelería que lo hacen sin habilitación. De este modo se procedió, durante la madrugada de este martes, a la clausura de los establecimiento ubicados en la calle Bordabehere al 3100 y en 202 y Luro”.

 

Asimismo, Bruzetta brindó detalles del procedimiento llevado adelante por Inspección General. “Se detectó que en el interior del mismo se estaba elaborando pan sin contar con la habilitación, medidas de seguridad, de salubridad ni de higiene correspondiente. Este establecimiento – ubicado en Bordabehere al 3100- ya había sido clausurado el pasado 19 de agosto, y, posteriormente, el 31 del mismo mes, fue reclausurado”.

 

“Como resultado del operativo, en el lugar se encontró pan elaborado –el cual fue decomisado- y, para evitar que continuara con la actividad, se procedió –de acuerdo a normativa vigente- a retirar más de 100 bandejas utilizadas para la cocción de pan y facturas, además de varios carros portabandejas. Además, se procedió a retirar dos motores y sus respectivos quemadores de dos hornos rotativos a gas para que nos sean utilizados. De esta manera, podemos ratificar que en el lugar que no se va a elaborar pan”, afirmó Bruzetta.

 

Por otro lado, y posteriormente, los inspectores se hicieron presentes en un establecimiento de la calle 202 y Luro, el cual carecía de habilitación, de medidas de seguridad, salubridad e higiene. Por este motivo, fue decomisado la totalidad del pan fabricado como así también se procedió a la clausura del lugar.

 

Eduardo Bruzetta sostuvo que “ambos establecimientos fueron notificados para que regularicen su situación ante la Municipalidad para, de esta manera, poder seguir con su actividad de forma legal y reglamentaria”.



Siguiente Noticia Casi un centenar de bolsas con residuos durante una limpieza de playas

Noticia Anterior Proponen modificaciones a la ordenanza de regularización de construcciones

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario