El cónsul de Chile junto a otras autoridades y una multitud de vecinos chilenos se reunieron este martes en la misa de acción de gracias que presidió el Obispo de Mar del Plata en la Catedral, con motivo del Día de la Independencia del país trsandino. Muchos de los presentes portaban la bandera azul, roja y blanca en diversos objetos como bufandas y también pequeños banderines.

 

Monseñor Antonio Marino inició la homilía destacando que “la hermana República de Chile, con quien compartimos una parte fundamental de nuestra historia, celebra hoy su fiesta patria. El aniversario de la constitución de la Primera Junta de Gobierno lleva a reflexionar sobre las bases o cimientos sobre las cuales descansa la nación”.

 

“Acudir al templo en este día nacional implica que, en continuidad con sus orígenes, la sociedad chilena sigue reconociendo en Dios, Creador y Redentor, la fuente mejor de inspiración y el fundamento más sólido para la construcción de un sentimiento de ciudadanía”, agregó.

 

“Los representantes de la nación chilena se reúnen en este lugar sagrado, para agradecer a Dios por el camino recorrido y para rendirle el justo homenaje de reconocimiento que merece como principio, centro y fin de nuestra existencia, no sólo como individuos sino como sociedad”, resaltó el Obispo y luego añadió, “nada debe temer la sociedad civil de esta dimensión religiosa del aniversario. Antes bien, mucho puede esperar como fruto de este homenaje al que es la fuente más pura de todo orden justo y de verdadera fraternidad”.

 

Finalmente Marino pidió al Señor por intercesión de la Virgen del Carmen “se digne conceder hoy y siempre a todos los habitantes de esta noble nación, la abundancia de sus bendiciones. Las imploramos sobre sus autoridades y sobre todos aquellos que ejercen cargos de relevancia en la vida pública”.



Siguiente Noticia Presentan la Asociación de Fotógrafos Profesionales de Mar del Plata

Noticia Anterior Diagraman operativos preventivos para los festejos del Día del estudiante

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario