Los cambios en el sistema de asignaciones familiares permitirán que todos los menores de 18 años cuenten con algún tipo de protección estatal, pero también afectarán a hogares cuyos integrantes dejarán de recibir este beneficio o cobrarán menos.

 

A su vez, la creación de una cuarta categoría de sueldos a partir de los cuales se percibirán asignaciones familiares, hará que unas 270.000 personas empiecen a recibir este beneficio, ya que antes estaban impedidas de hacerlo.

 

Con este nuevo esquema, si los miembros de un matrimonio cobran su sueldo en blanco, es altamente posible que dejen de percibir el beneficio o cobren menos, porque ahora se tendrá en cuenta el ingreso familiar y no individual.

 

En cambio, la suba en las asignaciones tendría un impacto positivo si el grupo familiar cobra, en conjunto, sueldos superiores a los $ 5.200 e inferiores a los $ 14.000, pero no lo tendrán si uno de ellos percibe más de $ 7.000.

 

En tanto, si en un hogar el matrimonio percibe dos sueldos mínimos tendrá una rebaja en la asignación, que pasará de $ 270 a $ 160.

 

En un acto realizado en Casa de Gobierno, la presidenta Cristina Fernández anunció el aumento de $ 270 a $ 340 en la Asignación Universal por Hijo (AUH) y, sin especificar, adelantó que también se aplicarían modificaciones en las asignaciones familiares.

 

El nuevo esquema que tendrá desde octubre el sistema de asignaciones familiares fue informado ayer en detalle por el titular de la Anses, Diego Bossio.

 

El funcionario aseguró que con las modificaciones se corrigieron “distorsiones” en ese régimen y, según dijo, todos los menores de 18 años tendrán ahora “la oportunidad de contar con protección del Estado Nacional”.

 

Bossio sostuvo que los nuevos montos de las asignaciones comenzarán a cobrarse a partir del primero de octubre próximo, y puntualizó que, por las modificaciones del régimen, desde esa fecha “unas 63.000 familias van a cobrar menos (porque percibían el doble beneficio) y 269.000 familias van a cobrar más (porque no recibían ninguno).

 

Al detallar el nuevo esquema de pagos, el titular de la Anses explicó que en la Argentina hay unos 12,3 millones de menores de 18 años, de los cuales el 59,6% recibe un pago por parte de la Anses. Del total de menores de 18 años, unos 7,3 millones cobran asignaciones y 3,5 millones reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH) o la Asignación por embarazo.

 

“Ahora, todos los menores de 18 años de edad tienen la oportunidad de tener la protección del Estado nacional, ya sea por asignación familiar o por deducción del impuesto a las Ganancias”, enfatizó.

 

Y añadió: “modificamos el modo de calcular el salario familiar, con un nuevo tope de 14 mil pesos por mes por familia. Volcamos al mercado $ 5.200 millones, con un promedio de $ 409 por grupo familiar”. Como ejemplo, puntualizó que una familia que gana $ 3.200 y tiene dos hijos, percibirá $ 680 por asignaciones, más de un 20% de sus ingresos.



Siguiente Noticia "El 60% de la gente en Argentina no confía en el poder judicial"

Noticia Anterior Los medios del mundo reflejaron la protesta en contra del Gobierno

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario