El consumo masivo de alimentos, bebidas y productos de higiene y tocador en el canal supermercadista crecerá este año 5%, pronosticaron fuentes del sector.

 

“En volumen, el aumento del consumo masivo en supermercados será este año del 5%” en comparación con 2011, dijo Daniel Fernández, presidente de la cadena Carrefour.

 

Fernández y los presidentes de las principales cadenas agrupados en la Asociación de Supermercadistas Unidos (ASU) anunciaron la realización de la novena jornada del sector que tendrán lugar entre el 25 y 27 de este mes en La Rural junto al Primer Foro de Seguridad Alimentaria.

 

“El comercio minorista es muy competitivo. Si los costos están estables no hay razones para aumentar los precios”, dijo a la prensa Fernández al ser consultado sobre el pedido formulado ayer por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a los empresarios de mayor inversión y estabilidad en los precios luego de anunciar un aumento en las asignaciones universales.

 

El presidente de Carrefour sostuvo que “no me sentí tocado” por el pedido de la Presidenta. Y agregó que “el consumo está bien. No es variable de precios. El tema son los costos, donde hay que buscar eficiencia adicional”.

 

En otro orden afirmó que el supermercadismo abarca un tercio de las ventas minoristas argentinas, lo que determina que “tiene potencial” de crecimiento y expansión, razón por la cual sigue penetrando el mercado con nuevos formatos.

 

Sobre la oferta de productos alimenticios a bajo costo, Fernández explicó que “nuestra responsabilidad es tratar de favorecer el acceso al consumo”.

 

“Esta opción existe desde el año 2009 y la venimos cambiando cada quince días a través de distintos menúes. Son cuarenta productos, diez de los cuales cuentan con precio subsidiado por la cadena”, detalló.

 

A su turno, el titular de la cadena patagónica La Anónima, Federico Braun, consideró que el consumo masivo “es el sector más estable, el que menos cae en momentos de crisis. Cuanto más dinero hay, mejora”.

 

En tanto, Alfredo Coto, titular de la cadena que lleva su apellido, dijo que “hay que ayudar a la industria para que se tecnifique, que siga evolucionando, que baje sus costos. Eso generará mayor competitividad”.

 

También se mostró “optimista” en la evolución de las exportaciones de alimentos argentinos, ya que graficó que por la crisis global “el mundo está en problemas”, y la Argentina puede “alimentar con sus ventas a ese mundo demandante”.



Siguiente Noticia Fomentistas del Puerto donarán doce motos para Tránsito

Noticia Anterior Ferré: “El gobierno sigue marcando el rumbo en su compromiso con la justicia social”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario